Economía

Millonaria multa a los Mattos por fallas en exclusivo edificio en Bogotá

La Superintendencia de Industria y Comercio le impuso una multa de $1.000 millones a la empresa Neos Group. Allí viven los hijos del expresidente Juan Manuel Santos.

Edificio Neos Nogal. Foto: Neos Group.

La Superintendencia de Industria y Comercio le impuso una multa de $1.000 millones a la empresa Neos Group, de los hermanos Jorge y Carlos Mattos, por fallas en el edificio Neos Nogal, en Bogotá, que tiene deficiencias en su infraestructura que pone en riesgo la salud de sus residentes, varios de la élite capitalina.

La entidad señaló que las deficiencias pueden implicar la caída de cualquiera de los elementos de la obra, la modificación de las condiciones estructurales que la mantienen en pie, afectaciones o daños a las personas o en la edificación como consecuencia de rayos, hongos a través del agua del edificio, entre otros.

Lea también:

Y es que el lujoso edificio tiene “una escalera sin ningún tipo de fijación, instalaciones descolgadas, un pararrayos sin continuidad, vigas cortadas, aceros de refuerzo expuestos a la intemperie y con corrosión, mallas con escaso recubrimiento de concreto, concreto escarificado, hormigueros en los elementos estructurales, acero deformado, ingreso de aguas filtradas al tanque de agua, entre otras”, soportado q partir del concepto técnico de la Secretaría Distrital del Hábitat.

Hay que resaltar que los copropietarios de este edificio como los hijos del expresidente Juan Manuel Santos y la exmagistrada Gloria Ortiz han enfrentado una batalla legal con los constructores

Además, la entidad señaló que Neos Group SAS en reorganización incumplió el reglamento técnico de construcción sismo resistente NSR-10.

De este modo, esa empresa constructora defraudó las expectativas de los residentes del Edificio Neos Nogal que recibieron sus apartamentos “con defectos constructivos que afectaron la estructura de la edificación y el uso de zonas comunes, de manera que quienes adquirieron las unidades inmobiliarias no pudieron satisfacer de manera plena las necesidades para las cuales fue diseñado y comercializado, lo cual configuró también una falla en la calidad y en la idoneidad del bien inmueble”.

Y es que si bien hicieron modificaciones en la obra como la ampliación, modificación y demolición parcial del edificio “resultaron inconclusas o que generaron fallas sobre lo ya construido, aunado al hecho de que la investigada alteró la altura máxima permitida por dicha licencia y las anteriores expedidas”, advierte la entidad.

Los abogados de la constructora podrán interponer los recursos de reposición y apelación.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad