Internacional

Elecciones en Italia: la derecha gana con con un 42,2 %, según proyección

El vertiginoso ascenso de Giorgia Meloni se debe en buena parte a que fue la única que se opuso por 18 meses al gobierno saliente del economista Mario Draghi.

Giorgia Meloni. Foto: Getty Images. / Ivan Romano

La coalición de derechas formada por Hermanos de Italia (FdI), Liga y Forza Italia (FI) gana las elecciones generales que se celebraron hoy al obtener alrededor del 41 % de los votos, según la primera proyección difundida por la televisión pública RAI.

FdL, la formación de Giorgia Meloni, es el partido más votado con un 24,6 %, según las proyecciones basadas en un 10 por ciento de los votos escrutados tras el cierre de los colegios electorales a las 23.00 horas (21.00 GMT) por lo que todo indica que será ella la primera mujer en gobernar Italia.

La Liga quedaría en un 8,5 % y Forza Italia en un 8 %, en los peores resultados de su historia.

En contexto:

Mientras que el Partido Demócrata (PD), de Enrico Letta, estaría en el 19,4 %, por debajo del 20 % que esperaba, y el Movimiento 5 Estrellas (M5S) se convierte en el tercer partido del país con el 16,5 %, mientras los centristas de Acción e Italia Viva llegan al 7,3 %.

- El vertiginoso ascenso de Meloni -

El vertiginoso ascenso de Meloni se debe en buena parte a que fue la única que se opuso por 18 meses al gobierno saliente del economista Mario Draghi, lo que le ha favorecido para recoger el descontento de los italianos ante la inflación, la guerra y las restricciones por la pandemia.

La formación fundada a finales de 2012 con ex simpatizantes de Berlusconi y figuras de la derecha neofascista superó al Partido Democrático (PD) de Enrico Letta, que pactó solo una alianza con un pequeño sector de la izquierda ecologista.

La líder postfascista, de 45 años, admiradora durante su juventud de Benito Mussolini, conocida por su lenguaje directo y eficaz desde sus años de líder estudiantil en Roma, podría convertirse también en la primera mujer que llega a la jefatura de gobierno en Italia.

Junto con sus aliados promete recortes de impuestos, el bloqueo de los inmigrantes que cruzan el Mediterráneo, así como una ambiciosa política familiar para impulsar la tasa de natalidad de uno de los países con más ancianos en el mundo.

La victoria de una líder antieuropeísta y nacionalista genera muchos interrogantes en Europa y cambia el rostro de Italia, ya que pondría en cuestión su posición sobre la Unión Europea, pues aboga por una revisión de sus tratados y hasta por su sustitución por una “confederación de Estados soberanos”.

“En Europa todos están preocupados por Meloni en el gobierno (...) Se acabó la fiesta, Italia comenzará a defender su propios intereses nacionales”, advirtió.

La representante del posfascismo, que no teme defender a una derecha pura y dura, se identifica con el lema “Dios, patria y familia”, y promete luchar contra los grupos de presión gay y las “teorías de género”.

El gobierno que surja de las elecciones, que tomará posesión a finales de octubre, tendrá de todos modos un camino sembrado de escollos y sin mucho margen de maniobra.

Tendrá que gestionar la crisis provocada por una inflación galopante, mientras Italia ya se derrumba bajo una deuda que representa el 150% del PIB, la más alta de la zona euro detrás de Grecia.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad