Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Central Unitaria de Trabajadores hizo críticas al Plan Nacional de Desarrollo

Uno de los sindicatos más importantes del país, consideró que el Plan Nacional de Desarrollo afecta seriamente los derechos laborales y el trabajo decente.

Central Unitaria de Trabajadores hizo críticas al Plan Nacional de Desarrollo. Foto: Redacción W Radio

En su más reciente pronunciamiento la Central Unitaria de Trabajadores, Cut, uno de los sindicatos más importantes del país, expresó que el Plan Nacional de Desarrollo –PND- 2018-2022 “Pacto por Colombia pacto por la equidad” carece de un enfoque de derechos laborales y de promoción del trabajo decente y la justicia social, según el sindicato, pues avanza en el desarrollo de formas laborales más precarias que profundizan la desigualdad y las brechas estructurales que afectan al país.

Para la Cut, la afirmación anterior se sustenta dentro de su lectura del Plan Nacional de Desarrollo, en la ausencia de metas específicas para la creación de nuevos empleos; la promoción de emprendimientos sin garantía de generación de ingresos suficientes, acceso al Sistema General de Seguridad Social Integral –SGSSI-, o consideraciones alrededor de la protección de la salud y seguridad en el trabajo.

Dentro del pronunciamiento también expresó que el nuevo Plan Nacional de Desarrollo, introduce un falso Piso de Protección Social, especialmente para las y los trabajadores rurales, y trabajadores dependientes o independientes con ingresos “inferiores a un salario mínimo”, que desmonta las garantías mínimas del SGSSI proponiendo que estos accedan a salud subsidiada, Beneficios económicos periódicos (BEPS) y micro seguros, en vez de pensión, salud, riesgos laborales y caja de compensación familiar, derechos consagrados en la legislación colombiana y elementos indispensables del trabajo decente. 


De esta manera el sindicato cerró su pronunciamiento expresando que se pretende con esta reforma laboral para precarizar aún más las condiciones laborales de los trabajadores, extinguir las obligaciones en materia de seguridad social, contratar por menos del salario mínimo, y acabar con la estabilidad laboral, las convenciones colectivas y la libertad de asociación.