• Actualizado 23 Ene 2022 11:31

La W RadioLa W Radio

Actualidad

Hernán David es un demonio, él es un enfermo mental: sacerdote denunciado por pederastia

Carlos Yepes aseguró que Hernán Morales mandó una carta en donde dice 'El padre nunca me hizo nada, denuncié por rabia'. Por su parte, Morales aseguró que esa afirmación es falsa

Hernán David es un demonio, él es un enfermo mental: sacerdote denunciado por pederastia

Hernán David es un demonio, él es un enfermo mental: sacerdote denunciado por pederastia

26:58

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://sandbox.prisaradio.arcpublishing.com/pf/embed/audio/366/3726736/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

A continuación está la revelación de La W sobre el sacerdote Carlos Yepes.

Carlos Yepes: un sacerdote influyente en Antioquia

El arzobispo de Medellín reconoce que el sacerdote fue denunciado penalmente. La W obtuvo el relato de la persona que asegura haber sido abusada.

Uno de los sacerdotes más queridos por los antioqueños es el padre Carlos Yepes, de 52 años de edad, ordenado en 1993. Fue capellán de la Gobernación de Antioquia y ha pasado por las parroquias de La Asunción, Santa Rita, San Esteban Protomártir y Sagrado Corazón de Jesús, esta última en el barrio Corazón de Jesús, conocido como Barrio Triste. Su ministerio lo inició en la parroquia de El Salvador, como vicario parroquial cuando tan solo tenía 29 años.

Es precisamente allí donde se habrían presentado los hechos que a continuación va a denunciar Hernán David Morales, un hombre de 36 años, que denuncia haber sido abusado por el sacerdote siendo menor de edad. El arzobispo de Medellín reconoce que el religioso fue denunciado penalmente, a su vez, este denunció a la presunta víctima.

 

 

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad