Escuche ahora

Amanecer W

con Laura Sánchez y Jefferson Mejía


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

La informalidad laboral volvió a superar los cinco millones de personas

El Dane reveló que entre marzo y mayo el número de trabajadores informales (en las 13 ciudades de estudio) llegó a 5,04 millones de personas.

La entidad aseguró que en total se completaron 10,7 millones de personas ocupadas en las 13 zonas detalladas, siendo 5,6 millones formales y 5,04 millones las informales. Foto: Colprensa

Colombia aún no logra bajar de los cinco millones de trabajadores informales. Esa fue una de las conclusiones del más reciente informe del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), en el que se reveló que entre marzo y mayo el número de trabajadores informales (en las 13 ciudades de estudio) llegó a 5,04 millones de personas, un nivel que no se veía desde el trimestre octubre-diciembre de 2018. 

La entidad aseguró que en total se completaron 10,7 millones de personas ocupadas en las 13 zonas detalladas, siendo 5,6 millones formales y 5,04 millones las informales. Estas cifras permitieron concluir que la proporción de trabajadores informales en esas ciudades llegaron a 46,5%, mientras que para el total de las 23 ciudades y áreas metropolitanas fue 48,1%. 

Cúcuta y Riohacha fueron las ciudades que presentaron el mayor porcentaje de informales tras reportar 70,3% y 64,1%, respectivamente. A estos dos territorios les siguió Sincelejo, con 63,8%; Santa Marta, con 62,8%; y Valledupar, con 60,7%. 

No obstante, las ciudades con menor proporción de informalidad fueron Manizales, con 39,8%; Bogotá, con 42,2%; Medellín, con 42,9% y Cali con 45,8%

El reporte del Dane también identificó que las mujeres son las que trabajan más en la informalidad. Esto debido a que mientras el sexo femenino tiene una proporción de 49,5%, los hombres llegan a 44,8% en total. 

A esto se sumó, igualmente, que 91,1% de los ocupados en las 13 ciudades y áreas metropolitanas reportaron estar afiliados a seguridad social en salud. Esto significó una disminución de 1,3 puntos porcentuales frente a 2018.