Escuche ahora

Las 50 W

Con Yamit Palacio


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Personería denuncio problemas de construcción en estación de Policía de Usaquén

El órgano de control asegura que pese a las fallas en la estructura, el complejo policial fue puesto parcialmente en funcionamiento.

El órgano de control hizo el hallazgo al determinar una serie de presuntas irregularidades en la suscripción y ejecución de 5 contratos, firmados en 2012. Foto: Redacción W Radio

La Personería denunció que la estación de Policía de Usaquén fue inaugurada parcialmente con algunos problemas es su estructura.

Según el ente de control, se realizaron cinco contratos, entre 2012 y 2017, por más de $11.714 millones para la construcción de la estación, además “No hubo una adecuada planeación, ni estudios técnicos ni de mercado idóneos”. También denunciaron que por la obra inconclusa del primer contrato, iniciado en 2014, nunca se hicieron efectivas las pólizas de cumplimiento, vigentes hasta 2020.

La Personería señaló que “pese a las fallas de construcción presentadas en la planta física de la estación de Policía de Usaquén, ésta fue inaugurada y puesta parcialmente en servicio”.

Ante esta situación, el Ministerio Público Distrital inició una indagación preliminar para determinar los funcionarios responsables del Fondo de Vigilancia y Seguridad (FVS), en liquidación, y de la Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia, por las presuntas irregularidades encontradas.

Le puede interesar: Personería de Santana advierte agrietamientos y hundimiento de viviendas

La visita de la Personería encontró agrietamientos en los muros arquitectónicos (paredes, baterías y cerámica de baños), varias puertas de las divisiones de vidrio que no cierran, chapas que no coinciden o encajan y algunas manijas sueltas y descuadradas. Una puerta se fracturó por un desnivel de 12 centímetros.

Hay imperfecciones en el cielorraso y descuadres en sus componentes. Existe un desnivel del piso inferior con el piso del balcón del segundo nivel, que ocasiona el ingreso de agua a las instalaciones cuando llueve. También hay grietas en los marcos de las ventanas y muros, así como goteras en el alojamiento múltiple y la sala de informática.

La historia

En el año 2010 el Fondo de Prevención y Atención de Emergencias (Fopae), ordenó el desalojo de la estación de Policía de Usaquén por fallas estructurales en sus instalaciones, que ponían en riesgo a usuarios y servidores.

Sólo hasta 2012 el FVS suscribió el primer contrato por $1.613 millones para la consultoría a los estudios, ensayos y diseños del reforzamiento estructural del proyecto de la estación. El plazo de ejecución inicial fue de 8 meses y fue prorrogado por 6 meses más.

El estudio entregado, al parecer, no estableció unos diseños serios, acordes a la realidad de la obra y en general una estructuración adecuada que permitiera la posibilidad de recibir buenas ofertas económicas y técnicas.

En el 2014, se firmó un contrato para el reforzamiento de la estructura y reparaciones locativas por $1.888 millones, por 6 meses, que incluyó los estudios y diseños técnicos que dejaron de ser contemplados en el contrato de consultoría del año 2012.

También fue contratada la interventoría por $186 millones, con una duración de 7 meses, que luego se adicionó en $70.5 millones y se prorrogó por 3 meses. Además, no se realizaron los trámites para la revalidación de la licencia de construcción ante la Curaduría Urbana.

En resumen, la obra quedó inconclusa. No obstante, no se declaró el incumplimiento contractual; por el contrario, se recibió y pagó. Para completar, nunca se hicieron efectivas las pólizas de cumplimiento o estabilidad de la obra, que cubrían la responsabilidad del contratista por $377 millones.