Escuche ahora

Back to the Music

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Más de 750 mil ciudadanos comunitarios piden se respete su derecho a vivir en Reino Unido

Polacos, rumanos e italianos son las nacionalidades de los europeos que piden permanecer asentados allí tras la salida de ese país de la UE a través del Brexit.

Lo que suceda con el Brexit impactará en el Reino Unido por muchos años: vizconde Stephen Benn. Foto: Getty Images

El Gobierno británico ha recibido más de 750.000 solicitudes de ciudadanos comunitarios que viven en el Reino Unido para que se les reconozca su derecho a residir y trabajar en este país tras el "brexit", reveló este jueves el ministro de Interior, Sajid Javid.

A finales del pasado abril, más de 100.000 aplicaciones para obtener lo que se conoce como "estatus de asentado permanente" procedieron de nacionales de Polonia.

(Lea en W Radio: El mayor perdedor del Brexit es el Reino Unido: exministro de exteriores de España)

Los polacos han sido los ciudadanos europeos que mayor número de peticiones han presentado en el programa dispuesto por el Ejecutivo británico para conceder el derecho a vivir y trabajar aquí, una vez se ejecute el "brexit" o marcha del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

"Los ciudadanos comunitarios son nuestros amigos, nuestros vecinos y nuestros colegas que contribuyen muchísimo a este país. No importa lo que ocurra con el 'brexit', queremos que se queden", afirmó hoy el titular de Interior.

Javid calificó el número de solicitudes presentadas hasta la fecha -750.000- como un dato "inmensamente alentador" y confió en que "este temprano éxito continúe en los próximos meses".

(Le puede interesar: Theresa May renunció a su cargo como primera ministra y lo dejará el 7 de junio)

El programa para obtener ese estatus de asentado permanente, necesario para poder seguir viviendo y trabajando en el país tras la desconexión entre Londres y Bruselas, está disponible también para los ciudadanos de Liechtenstein y Noruega -que están dentro del área económica europea- así como para los procedentes de Suiza.

Los requerimientos que prosperen obtienen un estatus de inmigración que confirma su derecho a seguir de forma indefinida en este país.

Para optar a ello, lo ciudadanos deben haber vivido de manera continuada en el Reino Unido durante al menos cinco años, mientras que, aquellos que no lleven tanto tiempo, pueden obtener el estatus de "preasentado", que posteriormente puede convertirse en "asentado".

Ese esquema se puso en marcha a finales del pasado marzo y durante el primer mes de vigencia se recibieron 389.000 solicitudes.

Tras los polacos, el mayor número de solicitudes procedieron de rumanos -89.000-, italianos -70.800-, portugueses -52.400- y españoles -41.800-.

En cambio, el menor número llegó de Eslovenia y Luxemburgo -con 700 y 200 solicitudes respectivamente-.

La cifra más elevada de peticiones de estos comunitarios procedió de Inglaterra -con un total de 573.000-, seguida de Escocia -con 31.400-, Gales -9.300- e Irlanda del Norte -6.500-.

(Lea en La W: La W habló con Mr. Speaker, presidente del parlamento en el Reino Unido)

A los solicitantes se les pide que demuestren su identidad mediante un documento, que declaren cualquier historial delictivo que puedan tener y que descarguen una fotografía facial.

La fecha límite para tramitar este proceso es el 31 de diciembre de 2021 si se ejecuta una marcha de la UE con acuerdo, o el 31 de diciembre de 2020 en el caso de que se produzca un "brexit" sin acuerdo.