Escuche ahora

Música de hoy y siempre

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Theresa May renunció a su cargo como primera ministra y lo dejará el 7 de junio

La primera ministra británica dio a conocer su decisión en una declaración ante la residencia oficial del 10 de Downing Street, en Londres.

Theresa May informó de que ha comunicado a la reina Isabel II su decisión y que continuará como primera ministra en funciones hasta que el proceso de sucesión quede completado. Foto: Getty Images

Con la voz quebrada y enjugando las lágrimas, la primera ministra británica anunció que dejará su cargo a partir del próximo 7 de junio. Esta decisión, según lo manifestó, se produjo tras reconocer su incapacidad para aceptar el acuerdo del Brexit que se negoció con Bruselas durante varios meses convulsos.

En una declaración oficial ofrecida ante las cámaras de televisión al frente de la famosa puerta negra del número 10 de Downing Street, su residencia oficial en Londres, May aseguró: “lo intenté tres veces (pero) no fui capaz”.

(Recomendamos: La W habló con Mr. Speaker, presidente del parlamento en el Reino Unido)

“Era correcto perseverar incluso cuando las posibilidades de fracasar eran altas”, expresó la ministra saliente en su discurso, además de agregar que “ahora me parece claro que el interés del país es mejor que un nuevo primer ministro lidere ese esfuerzo”. Por este motivo, dice May, su dimisión como líder del Partido Conservador se hará oficial a partir del 7 de junio.

Tras este anuncio, la ministra May conservará su cargo durante la visita del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el próximo 3 de junio.

(Lea también: Viernes comienza otro capítulo importante para el Brexit)

Posteriormente, arrancará el proceso para anunciar al sucesor de Theresa May. Por el momento, solo se conocen oficialmente las intenciones de aspirar al cargo por parte del controvertido Boris Johnson, exministro de Relaciones Exteriores.

Cabe advertir que este anuncio se hace efectivo apenas un día después de que, tras el aplazamiento del Brexit (previsto para el pasado 29 de marzo), el Reino Unido se viera obligado a participar en las elecciones europeas. Esta situación ocurre casi tres años después del referéndum de junio de 2016, en el que el 52% de los británicos votaron a favor de abandonar el bloque.

---

Con información de Agencia AFP