Ciudades

Selecciona tu emisora

Palestinos desafían medidas de seguridad israelíes para asistir a Al-Aqsa durante Ramadán

La Autoridad de Dotaciones Religiosas de Jerusalén aseguró que cerca de 180.000 fieles hicieron las oraciones del viernes en Al-Aqsa, tercer lugar más sagrado para los musulmanes.

Palestinos desafían medidas de seguridad israelíes para asistir a Al-Aqsa durante Ramadán. Foto: Agencia Anadolu

Los musulmanes palestinos de los territorios ocupados de Cisjordania se congregaron en Jerusalén Este y marcharon hacia la mezquita de Al-Aqsa, en el primer viernes del sagrado mes del Ramadán.

Los visitantes, no obstante, fueron forzados a pasar por numerosos retenes de las fuerzas de seguridad de Israel, para poder asistir a los sitios sagrados y realizar las oraciones en este sitio religioso, que sigue envuelto en el conflicto entre israelíes y palestinos.

Desde la mañana, el punto de control de Qalandia, localizado entre Jerusalén y la ciudad cisjordana de Ramala, permaneció congestionado de peregrinos. Las autoridades israelíes prohibieron la entrada a los hombres palestinos menores de 40 años. Pese a esto, algunos jóvenes palestinos saltaron los muros que separan a Jerusalén de la ciudad de Al-Ram.

A pesar de estas restricciones, la Autoridad de Dotaciones Religiosas de Jerusalén, la agencia jordana responsable de supervisar los sitios sagrados musulmanes y cristianos, aseguró que cerca de 180.000 fieles hicieron las oraciones del viernes en la afamada mezquita, que para los musulmanes representa el tercer lugar más sagrado del mundo.

"Ramadán solo sucede una vez al año; es una oportunidad para visitar a la sagrada y bendecida Al-Aqsa, aunque Israel trate de privarnos de nuestro derechos religiosos para rezar allí", dijo Murad Qassem, un palestino de 44 años que vive en Cisjordania, a la Agencia Anadolu mientras se dirigía a Jerusalén.

Durante esta congregación de musulmanes que se dirigían a la mezquita, el puesto de control de Al-Eizariya en Jerusalén Este, junto con los puestos de control cerca de Belén a unos 10 kilómetros al sur de Jerusalén, estuvieron congestionados y hubo un aumento del despliegue de las fuerzas de seguridad israelíes.

En 1980, Israel anexó toda la ciudad y declaró que era la capital “eterna e íntegra” del Estado Judío, una movida política y militar que nunca ha sido reconocida por la comunidad internacional.

Escucha la radio en vivo

W Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

WRadio Colombia

Compartir

W Radio

¿Desea ser el primero en conocer las noticias y los personajes de Colombia y del mundo?