Escuche ahora

Julio Sánchez Cristo DJ

Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Talibanes obligan al cierre de 42 clínicas de una ONG sueca en Afganistán

Se estima que con el cierre se verán afectados cerca de 5.700 pacientes. El veto se suma al impuesto por este grupo a la OMS y la Cruz Roja.

Talibanos obligan al cierre de instituciones de salud en Afganistán. Foto Referencia.. Foto: Colprensa

Los talibanes obligaron al Comité Sueco para Afganistán (SCA) a cerrar 42 centros de salud que ofrecían servicios a miles de habitantes de la insegura provincia de Maidan Wardak, en el centro de Afganistán, denunció esta ONG.

La imposición de los talibanes fue tomada después de que la semana pasada uno de los centro de salud administrado por el SCA, ubicado dentro de un área controlada por los insurgentes, fue atacado por las fuerzas de seguridad afganas durante una redada nocturna.

En la operación militar, cuatro personas, entre ellas trabajadores del centro de salud, murieron y otra se encuentra desaparecida.

(Le puede interesar: Revelan preocupantes cifras de aumento del odio religioso en el mundo)

"Tras el ataque de las Fuerzas Nacionales Afganas de Defensa y Seguridad (ANDSF, en inglés) en Wardak al Comité Sueco para Afganistán, los talibanes han obligado al SCA a cerrar todas las clínicas de salud y un hospital en la provincia de Wardak", informó la organización en un comunicado.

Los talibanes enviaron el domingo una advertencia para cerrar las clínicas de salud, dijo a Efe Ahmad Khalid, un portavoz del SCA.

Aunque el SCA opera en 14 de las 34 provincias afganas, proporciona servicios de salud solo en Maidan Wardak, mientras que en el resto ofrece otros tipos de asistencia humanitaria, dijo.

El portavoz talibán, Zabihullah Mujahid, confirmó a Efe la decisión sobre el cierre de los centros de salud del SCA en la provincia.

(Lea en W: Las complicaciones de salud marcan el cumpleaños 65 de Angela Merkel)

"El Comité Sueco no cuenta con políticas y medidas adecuadas para proteger a su personal y centros de salud contra ataques nocturnos" de las fuerzas afganas y extranjeras, dijo Mujahid.

"Les permitiremos (al SCA) que reanuden sus actividades solo si el Comité Sueco revisa su política de seguridad para su personal y la protección de sus centros de salud; de lo contrario, tenemos que buscar alternativas", explicó.

Más de 5.700 pacientes se verán afectados diariamente a causa del cierre, incluidos 1.100 niños menores de cinco años y 220 pacientes de maternidad, según datos de la ONG.

(Lea en W: ¿Por qué es tan difícil lograr la paz en Afganistán?)


"Negar a las personas el tratamiento médico y servicios de salud es una violación clara de los derechos humanos", declaró el director del SCA para Afganistán, Sonny Mansson.

Sonny Manson exigió la "reapertura inmediata" de todos los establecimientos e instó a todas las partes en conflicto a "abstenerse de acciones que ponen deliberadamente en riesgo la vida de los civiles".

La prohibición de los servicios de salud del SCA agrava la situación de acceso a la salud de los afganos venida a menos después de que a principios de abril los talibanes prohibieran al Comité Internacional de la Cruz Roja y la Organización Mundial de la Salud operar en el país.

En lo que va de año, 77 trabajadores humanitarios han sido asesinados, heridos o secuestrados en Afganistán, un significativo aumento en comparación con los 76 en todo 2018, según la Oficina de Asuntos Humanitarios de Coordinación de las Naciones Unidas (OCHA).