Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Covid-19 y sequía: las dos emergencias que enfrenta Córdoba

Por una parte en Córdoba fueron confirmados dos casos de coronavirus y de otro lado se mantienen en calamidad pública 17 municipios por desabastecimiento de agua.

Covid-19 y sequía: las dos emergencias que enfrenta Córdoba. Foto: cortesía

En medio de dos emergencias se encuentra el departamento de Córdoba. Por un lado, las alertas se han prendido con la confirmación de dos casos de Covid-19 en los municipios de Lorica y Sahagún respectivamente.

El sector privado de salud ha advertido que en Córdoba por lo menos se requieren 400 camas de cuidados intensivos adicionales para estar preparados y hacerle frente al virus que ha cobrado la vida de 16 personas en el país.

 Sin embargo, se ha establecido que esperan sean girados al departamento cerca de 100 mil millones de pesos que han estado congelados por el Ministerio de Hacienda durante cinco años por los hechos de corrupción presentados en esta sección del país.

Por otra parte, 17 de los 30 municipios de Córdoba, se mantienen en calamidad pública por desabastecimiento de agua.

Las comunidades del corregimiento de San Anterito en Montería, que han esperado un acueducto durante tres años, han señalado que en ocasiones se viola el decreto de aislamiento preventivo obligatorio solo para adquirir algo de agua.

De acuerdo con lo expresado por la administración municipal, la obra que tendría un costo superior a los 11 mil millones de pesos, actualmente se encuentra suspendida. Sin embargo, establecieron que los recursos estarían asegurados para continuar con los trabajos, mientras las comunidades siguen exponiéndose.

La cantidad de agua que nos suministra la Alcaldía de Montería no es suficiente porque somos una población de 4. 500 habitantes y nos están suministrando entre seis y siete carrotanques cada quince días. Nos ha tocado siempre acudir a las fincas donde algunos finqueros generosamente regalan agua, pero no es apta para el consumo humano”, establece Jaime Díaz, habitante de San Anterito.

Otras de las zonas que también padecen por la escasez de agua, son Canalete, Los Córdobas y Puerto Escondido. Para estos municipios se construyó un acueducto por valor cercano a los 46 mil millones de pesos y según lo establecido por las comunidades, la obra no ha cumplido el objetivo.

El resto de municipios que se mantienen en emergencia son: Ayapel, Cereté, Chimá, Chinú, Ciénaga de Oro, Cotorra, Lorica, La Apartada, Momil, Pueblo Nuevo, Planeta Rica, San Carlos y Tuchín.