Escuche ahora

Back to the Music

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Deuda de Electricaribe con la Nación pasó de $200 mil millones a $2.2 billones en un año

La próxima semana será entregada, por medio de una subasta, la empresa de energía del Caribe, Electricaribe, a un nuevo operador, después de cuatro años de intervención.

Electricaribe. Foto: Colprensa

Este, que ha sido un dolor de cabeza para la costa caribe colombiana, tendrá por fin un nuevo dueño con el que se espera, se acaben los problemas, las deudas y se mejore la prestación del servicio para 10 millones de usuarios. 

En Sigue La W revisamos el estado actual de la compañía y encontramos que, en solo un año, la deuda de la empresa se disparó, subiendo más de 1.000%, se están haciendo contrataciones a dedo; se entregarán beneficios para el nuevo dueño subiendo las tarifas a los usuarios, el recaudo de la sobretasa ha sido pobre y los usuarios cada vez más sufren porque los apagones aumenta, a pesar de las millonarias inversiones. ¿Sirvió la intervención? ¿Sirvió quitarle la empresa a Gas Natural Fenosa que, además ahora, tiene demandado al país? Miremos punto por punto

Deuda 

En primer lugar es importante hablar de las deudas, Electricaribe es la empresa de servicios públicos que ha tenido el pasivo más grande en la historia del país. 

Revisando las cifras actuales encontramos que el Fondo Empresarial de la Superintendencia de Servicios Públicos (creado en 2003 para ayudar a empresas intervenidas) le ha prestado a Electricaribe $3.3 billones, de los cuales, a la fecha, le adeuda $2.2 billones. Esos $2.2 billones corresponden a temas específicamente de operación de la empresa, es decir: compra de energía, mantenimiento de redes, entre otras cosas.

Lo que llama la atención es que el anterior interventor entregó la empresa con una deuda al fondo de solo $200 mil millones y en tan solo un año, la deuda subió a los $2.2 billones qué mencionamos anteriormente. 

Una de las razones del crecimiento de más de 1000% en esa deuda sería que el precio de energía en bolsa ha subido de 230 a 500 pesos por kilovatio.

Contrataciones dudosas 

Pero eso no es todo, a esos más de dos billones de pesos hay que sumarles $860 mil millones que se le prestaron a Electricaribe para hacer inversiones. 

Estos recursos fueron aprobados en dos Conpes por el Gobierno Nacional: el primero aprobó más de $120 mil millones que ya se están ejecutando y el segundo $735 mil millones que están en trámite, aunque ya son un hecho.

El problema acá es que esas inversiones se están contratando directamente por la compañía, sin ninguna licitación pública y sin publicarlas en la plataforma Secop. Consultamos a la Superintendencia de Servicios sobre esos procedimientos y nos aseguraron que lo están haciendo así porque se trata de una empresa privada, que aunque maneja recursos públicos, están en calidad de préstamos. Aclararon además que para vigilar esas contrataciones se conformó una junta consultiva que estará pendiente de los procesos.

Sin embargo, no se sabe qué pasará con esas inversiones cuando llegue el nuevo dueño y si continuarán con las contrataciones.

Pasivo pensional 

En este borrador de decreto que tenemos en Sigue La W, el Departamento de Planeación Nacional confirma que el Gobierno también asumirá el pasivo pensional de la empresa, el cual podría estar entre 1.2 y 1.5 billones de pesos. La empresa que compre Electricaribe no se hará responsable de este rubro.

Sobretasa de cuatro pesos 

Por concepto de la sobretasa que creó el Plan Nacional de Desarrollo el año pasado para que los colombianos de estrato 4, comerciantes y la industria paguen 4 pesos de más en su factura de energía para salvar a Electricaribe, se han recaudado a la fecha y según conoció la W solo la modesta suma de  $40.700 millones. 

Beneficios para el nuevo dueño 

En la resolución 10 del 2020 de la Comisión de Regulación de Energía y Gas, publicada en enero de este año, se establece el régimen transitorio especial en materia tarifaria para la región Caribe el cual permitirá, entre otras cosas, que se le reconozca a la empresa el 100% de las pérdidas de energía que se presenten por las condiciones de las redes eléctricas. ¿Eso qué quiere decir?: Hoy en día, por las malas instalaciones, los daños, los robos de cables, etc, se pierde una cantidad determinada de energía; eso pasa también, por ejemplo, cuando se rompe un tubo de agua y se pierde líquido o cuando hay escapes de gas, es algo que puede pasar con cualquier servicio público.

Sin embargo, en la costa y por los problemas constantes de Electricaribe esas pérdidas se trasladan, en parte, al recibo de la luz de los consumidores 

Las pérdidas pasaron de representar el 11 al 27% de la energía entregada. Con la resolución de la Creg se permitirá que la empresa traslade todo el valor de las pérdidas a la factura de los usuarios, aunque a cambio debe comprometerse a realizar inversiones que permitan bajar el porcentaje de energía perdida.

Liquidación de la empresa 

Una vez se conozca cuál será la nueva empresa dueña de Electricaribe, se sabrá también cuánta plata dará para comprar los activos de la electrificadora. Con esa plata se pagarán entonces las deudas al Ministerio de Hacienda, que aparece como el primer acreedor, y al Fondo Empresarial de la SuperServicios, si la plata no alcanza se seguirá cobrando la sobretasa a los usuarios hasta que se sanee todo el pasivo.

Indicadores de calidad 

En un documento confidencial conocido también por la W, encontramos también que entre 2018 y 2019 el número de horas en promedio que una persona en el Caribe estuvo  sin luz durante el año pasó de 86.8 a 95.6, lo que significa que el indicador de calidad bajó 10.2% en solo un año, pese a que las deudas que contrajo la empresa para operación y mantenimiento (como mencionamos anteriormente) subieron en casi 1000%.