Ciudades

Selecciona tu emisora

En completo abandono Cojines del Zaque en Tunja

Los habitantes del sector lo cuidan y se resisten a que el santuario del Zaque de Hunza quede en el olvido.

“Mire como los rayos del sol se ven de bonitos en estos dos monolitos, vea como en medio de los dos se observa la cúpula de la catedral que está en la Plaza en Bolívar, desde aquí también se alcanza a ver el Nevado del Cocuy, Cojines del Zaque es enigmático”, dice Orlando Cárdenas guía turístico.

Cojines del Zaque, es considerado un templo muisca, está ubicado en la parte alta del occidente de la ciudad de Tunja, en medio de barrios humildes, vías destapadas, lugar que se inunda en tiempo de invierno.

Según Orlando Cárdenas Bermúdez, desde los dos monolitos los indígenas hacían la adoración al dios sol, pues allí se puede arrodillar y dejar caer el cuerpo sobre los mismos, como símbolo de reverencia a las estrellas, al cielo, a la luna y al sol.      

Es un lugar completamente abandonado, se sostiene por la ayuda de la comunidad que se resiste a perder su más preciado tesoro. Sus muros en piedra deteriorados, hasta vacas llegan a comer en la zona verde y los perros hacen sus necesidades.

En temporada de vacaciones, diciembre y enero, gente que conoce de arqueología llega al lugar para ver la maravilla de lo que queda del santuario del Zaque de Hunza, sin embargo, la puerta de acceso se encuentra dañada y no hay vigilancia, está a su suerte.

Orlando Cárdenas Bermúdez, vicepresidente de la Junta de Acción Comunal del barrio, que lleva el mismo nombre del lugar sagrado, cuenta que el Ministerio de Cultura dice que el lote es de la Gobernación de Boyacá por escritura pública.

Le puede interesar: Autorizan ocupación del 100% en buses tipo colectivo en Tunja

“Las autoridades de cultura no le han puesto cuidado. Aquí llegan con muchas promesas, estudios, reuniones, pero nada en concreto. Hay una acción de tutela a favor de arreglar el parque desde hace unos ocho meses, no tenemos resultados concretos”, explica Cárdenas Bermúdez

El foco de inseguridad, reconoce Cárdenas Bermúdez, en los Cojines del Zaque y también en el barrio es bastante complejo. “Vienen personas a consumir sustancias alucinógenas”.

La W evidenció que el lugar se encuentra aseado, pero en completo abandono. El señor Cárdenas dice que se está trabajando con la Secretaría de Cultura de Tunja para arreglar el parque. “Darle dignidad a este lugar para poder contar la historia”.

Escucha la radio en vivo

W Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

WRadio Colombia

Compartir