Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Transformación de alimentos y mentalidad empresarial se toma un colegio en Soracá, Boyacá

Según Diana Flórez, docente del colegio Simón Bolívar, se transforma las líneas de lácteos, frutas, verduras y hortalizas, panaderías y cárnicos.

Estudiantes y profesores quieren seguir creciendo y logrando alianzas con el sector productivo que acerquen a la educación al mundo real.. Foto: La W

Sería común y corriente que una institución educativa se conforme con dictar clases teóricas de las asignaturas de siempre (matemáticas, religión, sociales, inglés etc), situación que no se da en la institución educativa Simón Bolívar del municipio de Soracá, en donde se enseña a los estudiantes mentalidad empresarial y emprendedora.       

Según, Diana Flórez, orientadora en la modalidad de procesamiento y conservación de alimentos a través del área de agroindustria, a los niños y jóvenes se les enseña adquirir competencias en la transformación de los alimentos para darle un valor agregado y generar recursos.

Se desarrolla de sexto a noveno unas competencias básicas, y en decimo y once es propio con la transformación junto con el Sena para lograr este tipo de desarrollo de competencias tecnológicas”, explica la docente.

En el colegio Simón Bolívar, se transforman las líneas de lácteos, frutas, verduras, hortalizas, panaderías y cárnicos. “Si no pueden poner su propia empresa, también puedan lograr llegar a otro tipo de empleo por esa línea”, dice Diana Flórez.

Sobre casos exitosos, la docente señala que: “tenemos alumnos que están ubicados en fábricas de alimentos de renombre y en otros casos continúan en la línea de tecnólogo e ingenierías para que puedan tener acceso a la educación superior”.

El caso del colegio Simón Bolívar ha tendido el reconocimiento en todo el departamento como proyecto líder, por ello estudiantes y profesores quieren seguir creciendo y logrando alianzas con el sector productivo que acerquen a la educación al mundo real.

Con respecto a los padres de familia, la enseñanza de la transformación de alimentos, ha permitido que sean parte del proyecto e incluso asesorando otros municipios como Tibaná.