Escuche ahora

Hora 22

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Cuidado con los desinfectantes, su mal uso podría generarle problemas en la salud

La mayoría de estos productos puede generar irritación ocular o afecciones del sistema respiratorio.

Según estudios que han definido cuánto dura el COVID-19 en superficies, en metal puede durar hasta cinco días. Foto: Getty Images

Rociarse, consumir o aplicar productos como alcohol o hipoclorito de sodio no mata al COVID-19 si este ya entró al organismo y, por el contrario, sí podría generar riesgos para la salud y el medioambiente, según explicó el médico David Andrés Combariza Bayona.

El especialista en toxicología de la Universidad Nacional de Colombia (Unal), indicó que todos los productos químicos son tóxicos, aunque la mayoría son seguros si se usan adecuadamente. Sin embargo, varios pueden ser inflamables y algunos presentar reactividad al mezclarse con otros.

Le puede interesar:  ¿Es posible recuperarse del coronavirus en menos de una semana?<

Entre los efectos que pueden generar estos productos son irritación ocular o afecciones del sistema respiratorio, pues buena parte de estos productos ingresan por vía inhalatoria, dérmica y oral, especialmente por exposiciones momentáneas como salpicadura o exposición al vapor.

El médico advirtió, en el caso del alcohol etílico, que es un elemento eficiente para desinfectar, siempre que se use en condiciones superiores al 60 % de concentración. Sin embargo, se debe tener presente que es inflamable y que puede causar irritación ocular, nasal y dérmica, además de dolor de cabeza.

Otro producto es el hipoclorito de sodio, que por tener efecto oxidante se debe preparar al momento de emplearlo. Sobre superficies metálicas genera corrosión, se inactiva con materia orgánica, decolora telas y libera gas tóxico al mezclarse con amoniaco y otros ácidos.

“No es cierto, como piensan algunas personas, que mezclar estos desinfectantes genera un mejor efecto. Estos productos son altamente eficientes por sí solos, de manera que se debe evitar caer en riesgos para la salud ante falsas creencias”, aclara Combariza Bayona.

El especialista de la Universidad Nacional señaló que la sobreexposición a este químico puede generar irritación en la piel, hipersensibilidad e, incluso, algunas personas pueden desarrollar dermatitis, y en concentraciones elevadas es muy probable que se presenten quemaduras químicas.

También advirtió sobre falsa información de medidas que las personas podrían tomar para evitar contagiarse del virus, las cuales dejan graves consecuencias. No se deben ingerir desinfectantes ni nada por el estilo, para evitar tener graves complicaciones de salud.

“Los desinfectantes de uso doméstico se deben almacenar en lugares seguros, fuera del alcance de los niños, conservarlos en su envase original, leer las etiquetas sobre cómo manipularlos y demás recomendaciones, y garantizar una buena ventilación durante su preparación y aplicación”, señaló.

Además, reiteró que no se deben mezclar productos como cloro y vinagre, cloro y amoniaco, cloro y alcohol en gel, o peróxido de hidrógeno y vinagre, ya que estas mezclas producen alteraciones y gases químicos altamente tóxicos.

Según estudios que han definido cuánto dura el COVID-19 en superficies, en metal puede durar hasta cinco días, en madera de cuatro a cinco días, en vidrio cuatro días y en plástico tiempos menores desde dos a cinco días. No obstante, estos valores pueden ser menores o mayores si la superficie está desinfectada o no.

Por eso, las medidas más eficientes de prevención siguen siendo un frecuente lavado de manos, el distanciamiento físico y el uso de tapabocas, acompañados por una desinfección periódica.