Escuche ahora

Música W

con Equipo W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Maite Perroni explora las consecuencias más oscuras del erotismo en Netflix

La actriz encarna que a una profesora que "tiene una experiencia erótica que va poniendo en peligro sus esferas".

Maite Perroni. Foto: Maite Perroni vía Instagram

Las consecuencias fatales del erotismo y el deseo sexual transformado en obsesión son los temas que la actriz mexicana Maite Perroni explora en "Oscuro deseo", la nueva serie original de Netflix que se estrena este miércoles y que, según dijo la artista representa la consolidación del nuevo camino que ha tomado en su carrera.

"Amo la televisión, estoy muy agradecida a la televisión por todos los personajes que he hecho, lo que pude aprender, las oportunidades que me dio. Sin embargo, ahora estoy enfocada en otro tipo de producciones con personajes más complicados", expresó la actriz de 37 años.

Le puede interesar: Infidelidad de Jada Pinkett a Will Smith marca récord de vistas en Facebook

Y si hay una palabra para describir a su personaje en "Oscuro deseo" es justamente esa: "complicada", en su mundo interno y en una situación en la que se mete "casi por accidente".

Se rata de una profesora universitaria "que cree que tiene todo controlado en su vida" y, sin planificarlo, "tiene una experiencia erótica que va poniendo en peligro sus esferas", describió Perroni al hablar de su personaje en la serie, donde comparte carteles protagónicos con Erik Hayser y Alejandro Speitzer.

Lea también: Muerte de actriz de "Glee" fue un accidente

"Ella es una mujer mucho mayor que yo y muy diferente de mí en absolutamente todo, comenzando por su fisicalidad", explicó la artista, quien se definió como alguien "energética, distraída" y hasta un poco torpe, pues vive dándose "golpes con todo”:

Y, además, mientras Alma es callada y reposada, Perroni se describe como "conversadora, extrovertida".

Le puede interesar: Las mejores canciones de Santana en Glee (incluida "If I die young")

Por otro lado, la función de madre de este personaje es "esencial" a su historia, pues aunque en la vida real ella no tiene hijos, "fue un reto muy bonito" para el que contó con la complicidad no solo de sus compañeros actores, incluyendo a Jorge Poza, quien hace de su marido, sino de sus directores.

"Oscuro deseo" es dirigida por Pitipol Ybarra y Kenia Márquez, a quien Perroni describió como una "aliada indispensable", en especial en las escenas más demandantes. "Ella me decía con una firmeza y asertividad típica de las mujeres seguras probemos otra vez, y porque no lo haces así", recordó la artista.