Internacional

Variante ómicron: Cancelan miles de vuelos en todo el mundo por la pandemia

El incremento de casos de la variante ómicron en el planeta puso en alerta a las autoridades sanitarias.

Imagen de referencia de un avión / Eduardo Ramos Castaneda

Más de 7.000 vuelos fueron cancelados en todo el mundo por las compañías aéreas durante el fin de semana largo de Navidad debido a la progresión meteórica de la variante ómicron del covid-19, que está afectando en particular a las tripulaciones de los aviones.

Europa es actualmente la región con más casos, con 3.022.868 en los últimos siete días, el 57% del total mundial, así como con la mayor cantidad de muertes, seguida por Estados Unidos y Canadá (1.421.516 nuevos contagios).

Según el último informe del sitio web Flightaware.com, hubo cerca de 2.000 cancelaciones de vuelos el domingo, de los cuales más de 570 fueron viajes relacionados con Estados Unidos, ya sean internacionales o internos.

Vea aquí

El sábado, el mismo sitio había identificado cerca de 2.800 cancelaciones de vuelos, 970 de ellos relacionados con Estados Unidos.

El viernes las cancelaciones rondaron las 2.400 y los retrasos se acercaron a 11.000, de acuerdo con Flightaware.

Numerosas compañías debieron poner en cuarentena a pilotos, asistentes de vuelo y otros miembros del personal que se vieron expuestos al covid. Por ese motivo Lufthansa, Delta y United Airlines debieron cancelar vuelos.

“El pico de casos de ómicron en todo el país esta semana ha tenido un impacto directo en nuestras tripulaciones y las personas que dirigen nuestras operaciones”, explicó la compañía estadounidense, que dijo que está trabajando para encontrar soluciones para los pasajeros afectados.

Delta Air Lines también canceló más de 300 vuelos el sábado y 170 el día anterior, nuevamente según Flightaware, que menciona a ómicron como causa principal de las anulaciones, y, ocasionalmente, a las condiciones climáticas adversas.

“Los equipos de Delta han agotado todas las opciones y recursos” antes de llegar a estas cancelaciones, argumentó la aerolínea.

También se cancelaron más de diez vuelos de Alaska Airlines, cuyos empleados dijeron haber estado “potencialmente expuestos al virus” y anunciaron su decisión de ponerse por sí mismos en cuarentena.

Las aerolíneas chinas representaron el mayor número de cancelaciones: China Eastern había anulado unos 1.000 y Air China, 264, en ambos casos más de la quinta parte de sus salidas programadas.

“Frío anómalo”

Las cancelaciones agregaron frustración a la pandemia, pues mucha gente no pudo reunirse con sus familias para las fiestas, luego del duro golpe que propinó el coronavirus a la Navidad de 2020.

Según estimaciones de la Asociación Estadounidense del Automóvil (AAA), se esperaba que más de 109 millones de estadounidenses abandonaran su área en avión, tren o automóvil entre el 23 de diciembre y el 2 de enero, un aumento del 34% con respecto al año pasado.

Pero la mayoría de esos planes de vacaciones y reuniones familiares se hicieron antes de la aparición de la variante ómicron, que se ha convertido en la dominante en Estados Unidos, abrumando a algunos hospitales y trabajadores de la salud.

En Estados Unidos, según estimaciones de la Asociación del Automóvil, se esperaba que más de 109 millones de personas abandonaran su área inmediata en avión, tren o automóvil entre el 23 de diciembre y el 2 de enero, un aumento del 34% con respecto al año pasado.

Las cancelaciones no afectaron felizmente la gira de Papá Noel, controlada desde hace décadas por el Comando de Defensa Aeroespacial de América del Norte (NORAD).

NORAD contó exactamente 7.623.693.263 regalos distribuidos este año, luego de haber seguido el recorrido del trineo gracias a un sensor colocado en la nariz de uno de los renos, según explicó el comando.

Hasta las 11H00 GMT de este domingo, la pandemia había causado la muerte de al menos 5.394.775 personas en todo el mundo desde que la oficina de la OMS en China informó de la aparición de la enfermedad a fines de diciembre de 2019 en ese país, según un informe elaborado por la AFP a partir de fuentes oficiales.

La ciudad china de Xi’an, donde se encuentran confinados 13 millones de habitantes, anunció este domingo una desinfección “total” y endureció las restricciones, en el momento en que el país registra su pico más alto de contagios en 21 meses.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad