Internacional

China avisa a Biden que “no hay margen para el compromiso” sobre Taiwán

Biden aseguró en Japón que EE.UU. mantiene su compromiso de defender Taiwán, dando a entender que intervendría militarmente ante una potencial invasión china de la isla.

TOKYO, JAPAN - MAY 23: U.S. President Joe Biden attends a joint press conference with Japanese Prime Minister Fumio Kishida following their bilateral summit at the Akasaka State Guest House on May 23, 2022 in Tokyo, Japan. President Biden arrived in Japan after his visit to South Korea, part of a tour of Asia aimed at reassuring allies in the region. Biden will also take part in the Quad Leaders' summit during his visit. (Photo by Nicolas Datiche - Pool/Getty Images) / Nicolas Datiche

China reaccionó este lunes con dureza a las declaraciones del presidente estadounidense, Joe Biden, quien afirmó hoy desde Japón que su país intervendría militarmente en caso de que Pekín “intentara tomar Taiwán por la fuerza”.

China no tiene ningún margen para el compromiso en esta cuestión, y nadie debería subestimar la determinación del pueblo chino para salvaguardar su soberanía e integridad territorial”, afirmó el portavoz de Exteriores Wang Wenbin en rueda de prensa.

Agregó que Pekín tomará “medidas firmes para salvaguardar su soberanía e intereses de seguridad”.

Biden aseguró en Japón que EE.UU. mantiene su compromiso de defender Taiwán, dando a entender que intervendría militarmente ante una potencial invasión china de la isla, que Pekín considera como una parte “inalienable” de su territorio.

El pasado octubre, China y Estados Unidos mantuvieron un rifirrafe similar a cuenta de Taiwan después de que Biden anunciara un “compromiso” explícito para defender la isla en caso de una invasión china, ante lo cual Pekín exigió que deje de enviar “señales equivocadas”.

Lea también en La W:

China insiste en “reunificar” la República Popular con la isla, que se gobierna de manera autónoma desde que los nacionalistas del Kuomintang (KMT) se replegaran allí en 1949 tras perder la guerra civil contra los comunistas y continuaran con el régimen de la República de China, que culminó con la transición a la democracia en la década de 1990.

Pero desde entonces han tomado fuerza las voces que reclaman declarar la independencia de Taiwán como Estado soberano.

Esto irrita en Pekín, cuya retórica no ha dejado de inflamarse desde el acceso al poder de la actual presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, en 2016, e insiste en que “la reunificación se conseguirá”.

La isla es uno de los mayores motivos de conflicto entre China y Estados Unidos, debido sobre todo a que Washington es el principal suministrador de armas de Taiwán y sería su mayor aliado militar en caso de conflicto bélico con China.

Ambos países parecen estar llevando al límite el ‘statu quo’ creado en 1979, cuando Washington reconoció a Pekín como el único Gobierno chino con el entendimiento de que Taiwán tendría un futuro en paz.

El Acta de Relaciones de Taiwán de ese año no garantiza que Estados Unidos vaya a intervenir militarmente si la República Popular China ataca a la isla, pero tampoco lo descarta.

Sí establece que Washington ayudará a Taiwán a defenderse, política que algunos analistas califican de ambigua y cuyo objetivo sería disuadir tanto a la isla para que no declare su independencia como a China para que no lance un ataque para hacerse con el territorio.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad