Internacional

John Hinckley, quien intentó matar a Ronald Reagan, ganó su libertad incondicional

John Hinckley, de 67 años, disparó a Ronald Reagan y a otras tres personas con un revolver afuera de un hotel de Washington el 30 de marzo de 1981.

John Hinckley, quien intentó matar a Ronald Reagan, gana su libertad incondicional

John Hinckley, quien intentó matar a Ronald Reagan, gana su libertad incondicional

01:37

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://sandbox.prisaradio.arcpublishing.com/pf/embed/audio/366/1654173257_392_cut/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

354390 077: President Ronald Reagan Waves To Onlookers Moments Before An Assassination Attempt By John Hinckley Jr March 30, 1981 By The Washington Hilton In Washington Dc.James Brady Is Visible Third From The Left. (Photo By The White House/Getty Images)

Un juez de Estados Unidos concedió la libertad incondicional el miércoles a John Hinckley, el hombre que intentó asesinar al expresidente de Estados Unidos Ronald Reagan en 1981, seis años después de haber sido liberado de un hospital psiquiátrico.

La corte dictaminó que tras varias décadas de tratamiento y de revisiones psiquiátricas, Hinckley ya no es una amenaza y las condiciones que le fueron impuestas tras su liberación serán retiradas el 15 de junio.

Hinckley, de 67 años, disparó a Reagan y a otras tres personas con un revolver afuera de un hotel de Washington el 30 de marzo de 1981, alegando que lo hizo porque quería impresionar a la actriz Jodie Foster, con la que se obsesionó después de ver el filme “Taxi Driver.”

Las cuatro víctimas del atentado sobrevivieron, aunque el secretario de prensa de Reagan James Brady quedó parcialmente paralizado y en silla de ruedas.

Lea también en La W:

En el juicio en 1982, Hinckley fue encontrado no culpable con base en su condición psicológica y enviado al hospital St. Elizabeths, una institución psiquiátrica en Washington donde estuvo 34 años.

En septiembre de 2016 fue liberado pero obligado a vivir con su madre anciana en una comunidad cerrada en Williamsburg, Virginia, bajo una larga lista de restricciones, que incluían controlar sus movimientos y monitorear sus dispositivos electrónicos y cuentas en línea.

También le fue prohibido contactar a Foster o viajar a cualquier área donde un actual o antiguo presidente, vicepresidente o miembro del Congreso pudiera estar presente.

Tampoco podía hablar con los medios de comunicación o publicar un escrito o un souvenir en internet, o mostrarlos en persona sin autorización.

Un informe del gobierno sobre Hinckley presentado en el tribunal el 19 de mayo decía que su estado mental “permanecía estable” y que su enfermedad psiquiátrica había estado en “completa y sostenida remisión por décadas”.

“No ha reportado o exhibido ningún síntoma psiquiátrico consistente con un estado de ánimo, ansiedad o desorden psicótico”, según el reporte.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad