Internacional

Macron, Scholz y Draghi visitan Irpin, suburbio de Kiev devastado por la guerra

El presidente francés, Emmanuel Macron, el canciller alemán, Olaf Scholz, y el jefe del gobierno italiano, Mario Draghi, destacaron el “heroísmo” de los ucranianos.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, el canciller alemán, Olaf Scholz, el primer ministro italiano, Mario Draghi, y el presidente de Rumania, Klaus Iohannis, en Kiev, Ucrania. (Photo by Alexey Furman/Getty Images) / Alexey Furman

El presidente francés, Emmanuel Macron, el canciller alemán, Olaf Scholz, y el jefe del gobierno italiano, Mario Draghi, visitaron el jueves la ciudad devastada de Irpin, en las afueras de Kiev, donde se puede ver el “heroísmo” de los ucranianos, en palabras del mandatario galo.

“Todos hemos visto estas imágenes de una ciudad devastada, que es a la vez una ciudad heroica, ya que es aquí, entre otros lugares, que los ucranianos detuvieron al ejército ruso que bajaba hacia Kiev”, dijo Macron durante la visita.

“Representa el heroísmo del Ejército, pero también el de la población ucraniana”, añadió.

Los dirigentes europeos, junto al presidente rumano Klaus Iohannis, visitaron la localidad, símbolo de las atrocidades cometidas durante la ocupación de la región por el ejército ruso en marzo, guiados por militares ucranianos.

Lea también en La W:

Mientras los responsables europeos se paseaban por sus calles, bajo fuertes medidas de seguridad y rodeados de periodistas, les preguntaron a los militares sobre el regreso de los habitantes y las obras de reconstrucción.

En las paredes de un edificio destruido, se podía leer “Make Europe Not War” (“Hagan Europa, no la guerra”), una inscripción que Macron comentó: “es un buen mensaje (...) es emocionante de ver esto”, dijo.

Irpin, en el noroeste de Kiev, fue escenario de violentos enfrentamientos entre rusos y ucranianos en los primeros días de la invasión rusa, a principios de febrero.

El ejército ruso tomó rápidamente el control de esta zona residencial acomodada, donde vivían 60.000 personas antes de la guerra, y la ocupó durante todo el mes de marzo.

Kiev acusa a las fuerzas rusas de haber cometido crímenes de guerra en Irpin, así como en las localidades cercanas de Bucha y Borodianka, tras encontrar cientos de cadáveres de civiles después de la retirada del ejército de Moscú.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad