Sigue La WSigue La W

Actualidad

Para unos es un negocio, para otros una desgracia total: psicóloga sobre apuestas

Enrique* y Guillermo* dieron su testimonio en Sigue La W sobre su adicción a las apuestas deportivas.

Imagen de referencia de apuestas. Foto: Getty Images. / Andrzej Rostek

Sigue La W puso la lupa en el aumento considerable de las apuestas deportivas online debido al Mundial de Qatar 2022. En medio de este reportaje especial conocimos la historia de dos jugadores compulsivos que perdieron muchas cosas en su vida a causa de esta enfermedad.

El primero de ellos es Enrique*, quien sufre de ludopatía desde hace más de 20 años y está en etapa de recuperación. Empezó las apuestas online por el Mundial Brasil 2014.

Para empezar, comentó que “durante mucho tiempo jugué en casinos, todo tipo de apuestas, duré un año sin jugar hasta que conocí las apuestas deportivas, para mí era un mundo lejano. Cuando en el Mundial de 2014 conocí las apuestas deportivas fue un estallido de emociones porque me convertí en un ludópata”.

Lea también:

De igual forma, explicó que “en ese momento eso no estaba regulado, era un poco clandestino (…) yo empecé con ese Mundial del 2014, fue un infierno total, empecé a conocer las apuestas, gané una que otra. Pero lo peor que me pudo pasar fue haber ganado porque eso me generaba más adicción”.

Además, resaltó que se endeudó mucho por estas apuestas deportivas. “Me metí en muchas deudas con prestamistas, con los bancos, perdí el poco capital que tenía. Mis amigos ya no me querían tener cerca porque yo pedía dinero prestado a la gente”.

Por otra parte, enfatizó en que “lo único que me generaba un sentido de vida era poder apostar”.

Por último, relató que “yo no quería parar de jugar, yo quería parar de perder (…) después de tocar muchos fondos, de cometer errores muy graves, tuve que parar en 2018, tenía empeñadas todas mis cosas, sentía que mi vida no valía nada”.

Por su parte, Guillermo*, jugador anónimo en recuperación que cayó en las apuestas deportivas online en 2016, contó en Sigue La W que entró al mundo de las apuestas por seguir a sus compañeros de universidad.

“Esta enfermedad es progresiva. Ese ha sido el trayecto por 5 años hasta que acepté y me derroté ante ese juego, yo tampoco consideraba poder jugar normalmente como una salida, yo creía que estaba teniendo un mal método, incluso llegué a pagar por pronosticadores en línea”, dijo.

Asimismo, explicó que inició apostando entre 50.000 y 100.000 pesos, pero con el paso del tiempo esa compulsión va generando que esa necesidad de apuesta sea mayor.

Guillermo también resaltó que “se están aprovechando de esa pasión por el deporte, no es fácil prender el televisor y ver entre 10 y 15 comerciales de apuestas (…) tanto a nivel deportivo como en redes sociales uno va a encontrar promoción por todos lados”.

¿Cuál es la solución a esta enfermedad?

En entrevista con Sigue La W, Mireya Mora, psicóloga con 20 años de experiencia en el tratamiento de adicciones como la ludopatía, indicó que “cuando alguien llega a tratamiento lo hace considerando inicialmente que tiene un problema, pero muchas veces el tratamiento la persona no lo busca con la conciencia que es una enfermedad”.

De igual manera, especificó que “mientras para uno es un negocio, para otros es su desgracia porque tienen una enfermedad. El tema de ver la publicidad lo que hace es aproximar a una situación de riesgo que va a dispar la ansiedad de la persona por jugar”.

Para finalizar, dejó claro que en los últimos 3 años se ha incrementado las enfermedades por las apuestas.

Escuche la entrevista completa a continuación:

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad