Judicial

Defensa de Aida Victoria Merlano radicó demanda de casación ante Corte Suprema

En un documento de 182 páginas, la defensa de Aida Victoria Merlano solicitó la absolución de la influencer condenada a 13 años y 8 meses de prisión.

Aída Victoria Merlano. Foto: Colprensa

Aída Victoria Merlano. Foto: Colprensa

W Radio conoció en primicia la demanda de casación que el abogado Miguel Ángel del Río, defensor de Aída Victoria Merlano Manzaneda, interpuso ante la Corte Suprema de Justicia buscando la absolución de su cliente de los delitos de uso de menores de edad para la comisión de delitos y fuga de presos.

El recurso extraordinario que fue radicado en las últimas horas busca tumbar la sentencia proferida por el Tribunal Superior de Bogotá, el pasado 21 de marzo, cuando en un fallo de segunda instancia condenó a su cliente a 13 años y 8 meses de prisión, por su participación en la fuga de su mamá, la excongresista Aida Merlano, ocurrida el primero de octubre de 2019 en el norte de Bogotá.

En el documento de 182 páginas, conocido por W Radio, el reconocido penalista pide que su cliente sea declarada inocente y que se declare la nulidad de todo lo actuado desde la audiencia de acusación.

El abogado Del Río les pidió a los magistrados de la Corte que excluyan los elementos materiales probatorios por considerarlos ilegales.

Más información

“Con fundamento en todo lo anteriormente expuesto, respetuosamente, solicito a la H. CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, SALA DE CASACIÓN PENAL, CASAR EL FALLO IMPUGNADO, DECLARANDO la exclusión de los elementos materiales probatorios tachados de ilegales, y que fueron valorados por el H. Tribunal Superior de Bogotá en la sentencia de segunda instancia, para que a partir de dicha exclusión se absuelva a mi defendida de los cargos objeto de acusación”, señaló el abogado en la demanda.

También señaló el abogado Del Río que hubo errores de estructura en la formulación de la imputación del delito de uso de menores de edad en la comisión de delitos, por lo que pidió la nulidad de lo actuado incluso desde la imputación de cargos.

  • “No hubo comunicación fáctica, clara, precisa ni en lenguaje comprensible, acerca de las circunstancias de modo, tiempo y lugar ¿del acuerdo de voluntades? que se dio entre AIDA VICTORIA MERLANO MANZANEDA y el odontólogo JAVIER GUILLERMO CELY BARAJAS, orientado a instrumentalizar al menor EJMM en la consumación del delito de uso de menores de edad para la comisión de delitos.
  • No hubo comunicación fáctica, clara, precisa ni en lenguaje comprensible: acerca de ¿cuál fue la división funcional del trabajo criminal? que se realizó entre AIDA VICTORIA MERLANO MANZANEDA y el odontólogo JAVIER GUILLERMO CELY BARAJAS, para instrumentalizar al menor EJMM, orientado a hacer funcional la consumación del delito de uso de menores de edad para la comisión de delitos.
  • No hubo comunicación fáctica, clara, precisa ni en lenguaje comprensible acerca de: ¿cuáles fueron los aportes necesarios o esenciales? que realizaron AIDA VICTORIA MERLANO MANZANEDA y el odontólogo JAVIER GUILLERMO CELY BARAJAS, en la instrumentalización del menor EJMM en la fase ejecutiva del delito de uso de menores de edad para la comisión de delitos.
  • Y, no hubo comunicación fáctica, en lenguaje comprensible acerca de ¿cuáles fueron los actos parciales o totales mancomunados de coejecución material que realizaron AIDA VICTORIA MERLANO MANZANEDA y el odontólogo JAVIER GUILLERMO CELY BARAJAS, en la instrumentalización del menor EJMM en la fase ejecutiva del delito de uso de menores de edad para la comisión de delitos”.

El defensor de Merlano Manzaneda también señaló que la narrativa usada por el delegado de la Fiscalía fue deficiente y que, por ello, no se comunicaron de manera clara y precisa los elementos materiales probatorios.

También dijo que la Fiscalía desconoció el modo integral que estableció la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia en una sentencia del 11 de diciembre de 2018, sobre cómo se deben comunicar los hechos jurídicamente relevantes de la conducta de la coautoría.

“Con todo respeto, solicito a la Sala Penal de la Corte Suprema se sirva declarar la nulidad y consiguiente invalidez de lo actuado a partir de la audiencia de formulación de imputación”, apartes del recurso extraordinario de casación.

En el documento explicó que hubo varios errores también en la acusación de la influencer.

  • “La formulación de acusación donde se atribuyó a AIDA VICTORIA MERLANO MANZANEDA la coautoría en el delito de uso de menores de edad en la comisión de delitos del art. 188D, fue apenas enunciativa e indeterminada. En efecto: No se agotaba con solo afirmar que Aida Victoria Merlano Manzaneda fue coautora y, pare de narrar con ausencia de hechos jurídicamente relevantes correspondientes a los presupuestos fácticos que caracterizan la coautoría”.

Peticiones generales y específicas

  1. De acuerdo con el cargo primero principal, se sirva casar la sentencia mediante fallo sustitutivo de absolución.
  2. De acuerdo con el cargo segundo, subsidiario, se sirva casar la sentencia mediante fallo sustitutivo de absolución.
  3. De acuerdo con la cargo tercero de nulidad prevalente, se sirva declarar la nulidad de lo actuado a partir de la audiencia de formulación de imputación.
  4. De acuerdo con el cargo cuarto, subsidiario, se sirva declarar la nulidad de lo actuado a partir de la audiencia de formulación de acusación.
  5. De acuerdo con el cargo quinto, subsidiario, se sirva declarar la nulidad a partir de la sentencia de primera instancia.
  6. De acuerdo con el cargo sexto, se sirva declarar la prescripción de la acción penal respecto del delito de fuga de presos”.

El documento

“No hablaré de cómplices, no quiero terminar con un tiro en la frente”

En diálogo con El Reporte Coronell de La W el pasado 17 de abril, después de su condena, Aída Victoria Merlano Manzaneda sostuvo que tenía 20 años cuando sucedió este episodio y que, para interponer una medida de aseguramiento en su contra “no hubieran podido hacerlo de una forma tan violenta como lo hicieron y, simplemente, me habrían acusado del delito de fuga de presos”.

En ese sentido, indicó: “Siento que se reunieron y pensaron: ‘¿Cómo hacemos un espectáculo mediático con ella y bajar la presión de que se nos volara una persona de interés nacional? ¿Cómo hacemos para mostrar un resultado? Vamos a meterla presa, pero para eso necesitamos ponerle un delito muy grave’ (…) (escogieron) instrumentalización de menores por el único hecho de que mi hermano y yo estábamos en el mismo lugar al momento de los hechos y él era menor de edad”.

Por otra parte, sobre los hechos que sucedieron ese 1 de octubre de 2021, Merlano Manzaneda respondió: “Me queda complicado recordar la fuga porque yo no la presencié. Cuando mi mamá se tira por el consultorio, yo ya había salido de la habitación (…) lo único que recuerdo ese día fue salir con mi hermano del lugar, como siempre nos pide mi mamá que salgamos antes de que a ella la recojan porque no le gusta que mi hermano la vea esposada”.

Acerca de cómo se enteró del plan de fuga de su mamá, Aída Victoria Merlano aseguró que fue por la llamada de una amiga de su mamá cuando se encontraba en un centro comercial: “Tengo la prueba de mi extracto bancario que yo acababa de pagar ese día en el Centro Comercial Andino. Creo que había pasado como una hora desde la fuga de mi mamá y me dice: ‘Está saliendo en todas las noticias que tu mamá se fugó’”.

Sobre quién llevó la maleta con la cuerda que ayudó a la exsenadora a escapar por la ventana del consultorio odontológico, Merlano respondió: “Según el relato de mi mamá, ella se enrosca la cuerda en su cuerpo y así sale del penal (…) cuando ella entra, estaba bastante robusta y tenía una chaqueta beige encima. Luego, de repente, a lo largo de la visita, mi mamá tenía una camisa blanca y se veía mucho más delgada”.

Por otra parte, acerca de qué ha contado su madre acerca de los cómplices de la fuga y cómo esta se preparó, Merlano se abstuvo de brindar detalles al respecto.

“Evidentemente yo no voy a hablar de cómplices, a mí me encanta respirar (…) amo la vida, no quisiera yo de repente acabar por ahí en una zanja con un tiro en la frente. No me gusta hablar de gente que yo sé que es terrible”, afirmó.

No obstante, aseguró que lo único que puede decir al respecto es que la razón por la que su mamá se fugó es “porque su vida corría peligro”.

En ese sentido, sobre las personas que no han sido condenadas por este hecho, Merlano aseguró que en esas cosas no piensa: “(Pensar en) si alguien lo merece más que yo o si alguien debería estar en mis zapatos, me parece un poco intrascendente. Yo solo sé que estoy en una situación bien complicada”.

Además, sobre lo que dice su madre respecto a su condena, Merlano aseguró que la exsenadora, como a cualquier madre, “le duele todo lo que está pasando y se siente profundamente culpable”.

“Ya se lo he dicho muchas veces: No te lamentes por lo que ya pasó, no te lamentes por lo que fue. Esta circunstancia, aunque ha sido tan dura y difícil, a mí me ha enseñado muchísimo. Me ha hecho crecer como mujer, me ha dado una visión distinta del mundo y me ha dado hasta una profesión (…) en medio de lo difícil que es, a mí me ha traído más cosas buenas que malas”, indicó.

También aseguró que a su madre le parece que su condena es un exabrupto.

Sobre el proceso en su contra por lavado de activos, Merlano aclaró: “A mí no me iban a procesar por lavado de activos, sino por enriquecimiento ilícito. Son dos delitos que se parecen, pero no son iguales, porque en uno significa que identificaron a un tercero al que yo le estoy lavando el dinero –que es el lavado de activos– y en el otro, que es el de enriquecimiento ilícito, simplemente es:’ usted tiene unos ingresos, a nosotros no nos cabe en la cabeza por qué los tiene y vamos a presumir que usted se está enriqueciendo ilícitamente’. Al final, la Fiscalía no tuvo pruebas para hacerlo y ese proceso murió”.

Sobre si reconoce alguna responsabilidad sobre la fuga de su madre, Merlano repuso: “No reconozco ningún error. Tampoco instrumentalicé a mi hermano. Si yo hubiese sabido, si yo hubiese visto, si yo hubiese contemplado cómo mi mamá se fugaba, eso no es un delito. Yo no tenía la obligación legal ni moral de denunciarla, de hecho, yo no fui partícipe de esa fuga ni la orquesté, como el juez dice”.

Además, consideró que, ante una fuga de esa magnitud y con ese nivel de preparación “es absurdo pensar que una persona que estaba en la universidad y que tenía un emprendimiento de accesorios –porque yo en ese momento tenía un emprendimiento de aretes y yo misma respondí a mis mensajes– orquestara esa fuga tan cinematográfica y que yo era la mente criminal detrás de eso”.

Primera entrevista de Aída Victoria Merlano después de su condena

11:14

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://www.wradio.com.co/embed/audio/367/1713359684_485_cut/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Normas >

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad