Escuche ahora

Deportes W

Con Andrés Torres


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Alex Vernot se pronuncia sobre el caso Hyundai y Carlos Mattos

A través de una carta dirigida a La W, el abogado hizo duras críticas sobre el manejo del caso y cuestionó el equilibrio informativo de diferentes medios al respecto.

El abogado Alex Vernot es procesado por presuntamente pagar millonarios sobornos para beneficiar al empresario Carlos Mattos. Foto: Colprensa

El pasado 23 de enero, La W reveló en exclusiva los análisis realizados por la Fiscalía General de la Nación al celular de Jorge Mattos, hermano del empresario Carlos Mattos, quien es investigado en Colombia por la manipulación del reparto judicial del caso Hyundai.

En dichas conversaciones se hace mención a un viaje que hicieron a Bucaramanga los hermanos del empresario, Jorge y Alfonso Mattos en el año 2016, con el propósito de reunirse con los empleados del despacho del juez Reinaldo Huertas, quien fue capturado en el año 2018 en medio de la investigación.

En estas revelaciones de La W, que hacen parte del proceso de investigación el torno al caso Hyundai, se hace mención al abogado Alex Vernot, miembro del equipo de defensa de Hyundai en este caso y quien actualmente busca demostrar su inocencia en este proceso, por el que ha recibido algunos cuestionamientos. Cabe recordar que Vernot ha sido señalado por presuntamente pagar millonarios sobornos para beneficiar al empresario Carlos Mattos.

A propósito de esta información, La W contactó a Vernot para conocer su perspectiva frente a estas revelaciones. Así, a través de una carta de siete páginas, el abogado se dirige a este medio respecto a varios temas puntuales de estas revelaciones.

En primer lugar, el abogado Vernot cuestiona el origen de la información judicial citada por La W haciendo referencia al abogado Jaime Lombana, de quien manifiesta que fue arrestado en los Estados Unidos:

“No será más bien su fuente la información filtrada permanentemente y de tiempo atrás por Jaime Lombana (lo que denuncié públicamente cuando me capturaron) el mismo personaje que fue arrestado en el aeropuerto en Estados Unidos, según fuentes estas sí reales, y quien está investigado por lavado de activos por tres agencias federales americanas, como mínimo (sic)”, dice la misiva.

Al respecto, el editor general de este medio, Juan Pablo Calvás, advierte que la fuente hace parte del ámbito judicial y todos los documentos e información publicados por La W no solo hacen parte del expediente de la Fiscalía sino que, en el caso de las grabaciones, estas hacen parte del ente acusador a través de interceptaciones realizadas por el mismo.

En segundo lugar, Vernot advierte en el documento que tanto W Radio como otros medios que han hecho referencia al caso no han sido equilibrados:

“De mí han dicho ustedes repetida e insidiosamente en sus noticias que participé en sobornos, que di dinero a funcionarios (…) es mentira. ¿Qué prueba tienen? Ninguna. No existe prueba de esto. Porque esto jamás sucedió, así como tampoco el falso soborno del que me acusó nhm (Néstor Humberto Martínez), con el objetivo de que yo no revelara lo que él ya sabía que teníamos contra él. Falseó pruebas y corrompió a funcionarios para lograr sus cometidos. Pero claro me tenían chuzado hace ocho meses ilegalmente. ¿Algo publicaron ustedes sobre esto? Nada (sic)”.

Además, agrega Vernot que W Radio ha publicado calumnias e injurias en contra suya de forma jurídicamente irresponsable. También hace hincapié en que tiene familia, esposa, hijos y amigos, por lo que señala que, como periodistas, al medio no le ha importado “el daño injusto que hacen con sus informaciones sin prueba legal”.

Al respecto, este medio reitera que toda la información recogida y publicada forma parte del expediente judicial del caso y está en manos de la Fiscalía.

En tercer lugar, Vernot hace varios señalamientos sobre el exfiscal Néstor Humberto Martínez y denuncia una presunta persecución contra Mattos y su familia:

Ustedes se han ensañado con mi cliente Carlos Mattos y con su familia muy por encima del deber de informar, y han ignorado completamente todo lo que hizo nhm (Néstor Humberto Martínez) en el caso de Hyundai, sus intereses, incluido la comisión de delitos. También denunciados por mí.

El reciente tema de Jorge Mattos que motiva su mensaje, hace parte, en mi opinión, de un mismo modus operandi de ustedes contra ellos, la familia Mattos y contra Carlos Mattos, que viene de tiempo atrás y que denota una animadversión personal deliberada.

Jorge no solo es inocente de cualquier conducta ilegal, sino además es víctima de la persecución y acoso de nhm (Néstor Humberto Martínez) y de ustedes contra Carlos Mattos. Es una persona ejemplar, un gran ser humano, un excelente miembro de familia y un empresario con una gran conciencia social (sic)”.

Así mismo, Vernot agrega en el documento que este medio no ha hecho mención a una serie de situaciones que, según él, ha conocido en el pasado. En este punto, menciona una prueba falsa “construida por Néstor Humberto Martínez para ensuciar a su cliente porque no le pagó su prima de 10.500 millones de pesos”.

De esta manera, Vernot explica que la juez no solo 16 era amiga y alumna de Martínez, sino que fue ella quien decretó las medidas cautelares en un día y destacando la rápida actuación de la justicia en ese caso. Añade que por tres años la Fiscalía de Martínez nunca la investigó por ser amiga del exfiscal general, “todo instrumentalizado por este par de fiscales corruptos hasta que yo denuncié el hecho (…) ella le pidió una notaría a nhm (Néstor Humberto Martínez) a través de su abogado y empleado de nhm (Néstor Humberto Martínez) en su firma de abogados DLI Piper”.

Al cierre de su misiva, Vernot expresa su preocupación por la “falta de equilibrio informativo” con la que se ha abordado este caso e insiste en que algún día se sabrá en Colombia y en los Estados Unidos la verdad de los dos casos: Hyundai y Odebrecht. Además, considera que en derecho Néstor Humberto Martínez deberá ir a la cárcel junto con otros personajes importantes que él llama  “intocables” o, como en el título de su trilogía ‘Sepulcros Blanqueados’, los responsables de la muerte de Jorge Pizano y su hijo Alejandro.