Escuche ahora

Música de hoy y siempre [sábados]

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Ana María Vargas, gastrónoma, es #UnaMujerW

A sus 25 años Ana María es un ejemplo de éxito, sostenibilidad y gastronomía

Ana María Vargas, gastrónoma, es #UnaMujerW. Foto:

“Balú más que un restaurante es un proyecto sostenible de comunidad, todo el entorno nos importa comenzando por la trazabilidad de los productos que utilizamos, y es que esta es la manera en que agradecemos a la tierra y a cada uno de los 38 campesinos con los que trabajamos y nos comprometemos”, dice Ana María

Valorar la tierra es un concepto fuerte en Nueva York y en Europa. Ana está empecinada en incluir en Balú a nuestros campesinos.

“La iniciativa del campo en la mesa se basa en cultivar parte de los productos que utilizamos en el restaurante y los otros los compramos responsablemente y con comercio justo a productores y así conocemos su origen y el trato que le han dado. siempre con estos productos frescos ya tenemos asegurada gran parte del éxito en nuestros platos”, explica la gastrónoma.

Los chefs más importantes del mundo insisten en un solo secreto: la materia prima es lo más importante. Ana lo tiene clarísimo.

“Vendemos la trucha trapiche recientemente ganadora del concurso ‘Bogotá marcando estilo’ que resalta lo sabores locales de toda la región; también es muy vendida la arepa de chócolo con chucula hecha con cacao criollo, este es un cacao súper bueno, es del Arauca y es completamente orgánico; también ceviche de río y por supuesto el cacho Balú”, recuerda Ana María.

Para Ana lo mejor está por venir:

“Mi sueño es que Balú crezca y que con él crezca toda la inspiración para crear más proyectos sostenibles que enaltezcan el producto local, que valoren el trabajo de los campesinos y la labor de nosotros los empresarios que somos jóvenes pero que trabajamos en comunidad”, concluye esta mujer W.