Escuche ahora

Hora 22

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

En vilo medidas extraordinarias decretadas por mandatarios locales frente al coronavirus

El Gobierno emitió un decreto estableciendo que el orden público en relación con la pandemia estará en cabeza del Presidente.

La ministra del Interior, Alicia Arango. Foto: Colprensa

En el marco de la emergencia social decretada el 17 de marzo, el Ministerio del Interior emitió el decreto 418 de 2020 que establece que el manejo del orden público, en lo relacionado con el Coronavirus, estará en cabeza del Presidente de la República.

La norma también establece que las disposiciones que expidan las autoridades departamentales, distritales y municipales, "deberán ser previamente coordinadas y estar en concordancia con las instrucciones dadas por el Presidente de la República".

Aunque la Ministra del Interior no habló sobre casos puntuales, como el del simulacro que se adelantará este fin de semana en Bogotá, le envió un mensaje a los mandatarios.

"Ellos llamarán Presidencia para expresar las medidas que quieran tomar pero la cabeza es el Presidente de la República", señaló.

En ese sentido, las disposiciones que expidan las autoridades locales deberán ser previamente coordinadas con el Gobierno Nacional, según explicó la ministra Arango.

Con base en estas declaraciones, quedarían en vilo las medidas extraordinarias decretadas por los mandatarios locales frente al coronavirus, como el cierre de fronteras en Boyacá y los toques de queda en otros departamentos.

Por su parte el Ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, señaló que este decreto se da en desarrollo del artículo de la Constitución que establece las competencias en materia de orden público.

Le puede interesar: 

Sobre el simulacro de aislamiento en Bogotá, la alcaldesa Claudia López dijo: "Bogotá fue consultado/coordinado por mi personal y directamente ayer con el Presidente. Hoy recibiremos aportes al decreto. Mañana se expedirá y regirá obligatorio. Este no es momento de competencias y vanidades infantiles sino de cuidarnos".