Escuche ahora

Back to the Music

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

¿España debería pedir perdón por la conquista de América?

En Partida W del 26 de marzo, el abogado, David Flórez, y el libertario, Ricardo Urdaneta, debatieron sobre la posibilidad de que España le pida perdón por la conquista de América

Ricardo Urdaneta y David Flórez. Foto: Partida WCon Juan Pablo Barrientos

 

El presidente Andrés Manuel López-Obrador dijo este lunes haber enviado "una carta al rey de España y otra carta al papa Francisco, para que se haga un relato de agravios y se pida perdón a los pueblos originarios por las violaciones a lo que ahora se conoce como derechos humanos".
El mandatario también propuso crear una especie de comisión de la verdad para investigar la conquista española de México.


En respuesta a la misiva, el Gobierno de España lamentó que se hiciera pública la carta y rechazó "con firmeza" el contenido. Entre tanto el vaticano representado por Alessandro Gisotti, portavoz de la Santa Sede, dijo a la agencia EFE que el Papa Francisco “se ha expresado con claridad sobre esta cuestión”.


La controversia llegó a los micrófonos de Partida W y fue discutido por el libertario, Ricardo Urdaneta, y el abogado, David Flórez, quienes debatieron sobre la posibilidad de que España pida perdón por la conquista de América.


Flórez defendió la petición del presidente mexicano afirmando que lo que sucedió en el continente con la conquista fue un genocidio donde se perdieron millones de vidas indígenas. Agregó que el genocidio no solo presento en términos físicos sino que también se presentó un genocidio cultural donde se perdieron grandes avances nativos en agricultura, astronomía y matemáticas. Finalmente, recalcó que España no puede argumentar que es un nuevo estado, declarándose sin competencia para estas disculpas, pero seguir exigiendo su propiedad sobre el Galeón San José que data del mismo periodo histórico.  


Urdaneta argumentó que el gesto de AMLO es totalmente populista y no tiene ningún sustento. Además, es presentado de forma anacrónica en el escenario histórico puesto que se aplican pautas del siglo XXI como lo son los derechos humanos, que refleja un marco normativo que en el siglo XVI no existía. Agregó que si bien los españoles conquistadores que llegaron a América eran violentos, estos no eran muy diferentes de los pueblos originarios de nuestro continente pues ellos eran igual de violentos. Finalmente, afirmó que España nunca iba a aceptar tal petición.