Escuche ahora

Música W

Con Matheo Duarte


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Fabiola Gordillo Gomez, especialista en microbiología médica en #UnaMujerW

Para salvar vidas ha caminado hasta ocho horas selva adentro; su trabajo la ha llevado hoy a dirigir el laboratorio internacional para combatir la tuberculosis en Ucrania.

Fabiola Gordillo Gomez, especialista en microbiología médica en #UnaMujerW. Foto: Archivo particular

La mayoría de las personas le huimos a las enfermedades, sin embargo, hay quienes, como Fabiola, las persiguen para combatirlas en los rincones más alejados del país e incluso del mundo.

“El caso que más me ha impactado es el de una paciente con hepatitis C, Sida, y tuberculosis extremadamente resistente a fármacos y era madre de dos niños. A pesar de todas esas enfermedades esta paciente seguía luchando por su vida y seguía tomando los medicamentos todos los días y tenía la firme esperanza de curarse”, cuenta Fabiola.

Su mayor satisfacción ha sido llegar a lugares remotos en donde nadie más ha tenido la posibilidad de brindar y recibir salud. En estas zonas, muchas veces ni siquiera hay ánimos de seguir viviendo.

“Estuve trabajando por cinco años en áreas remotas de Colombia, una de ellas fue el Parque Nacional Paramillo, allá teníamos que ir dos días en carro y ocho horas caminando con nuestras maletas a la espalda para poder llegar a esta comunidad y brindar atención primaria en salud”, recuerda la microbióloga.

Y después de recorrer el país en estas alejadas zonas, decidió alejarse aún más. Actualmente lidera un laboratorio internacional para combatir la tuberculosis resistente en la región de Zhitomir en Ucrania.

“Se implementó un modelo de atención integral para la tuberculosis que incluye diagnósticos más sensibles y rápidos, medicamentos más efectivos, con menos efectos secundarios y también hospitalizaciones más cortas”, asegura la Fabiola.

Y Aunque ha trabajado durante seis años en lugares en donde hay tanta prevalencia de esta enfermedad, Fabiola no teme ser infectada.

“Como personal médico todos nosotros seguimos los estándares de seguridad al trabajar con pacientes infectados con tuberculosis, de esa manera nos aseguramos que no nos infectamos cuando atendemos pacientes que lo necesitan”, sentencia esta Mujer W.