Actualidad

Importante inversión contribuye al futuro de la energía en Bogotá y Cundinamarca

En ese sentido, los retos ambientales y de desarrollo a los que se enfrentan Bogotá y Cundinamarca traen consigo una gran demanda de energía eléctrica

(Thot)

Según el Informe Nacional de Competitividad 2020-2021 “la energía desempeña un rol estratégico para alcanzar un mayor desarrollo económico a través de su doble función: como insumo para los procesos productivos y como bien de servicio público que brinda mayor bienestar a la población. Al ser un motor de equidad social y de gran aporte para el crecimiento económico, la energía es fundamental para que Colombia avance en materia de productividad y competitividad”.


En ese sentido, los retos ambientales y de desarrollo a los que se enfrentan Bogotá y Cundinamarca traen consigo una gran demanda de energía eléctrica. El aumento de la población, los planes para el funcionamiento del sistema de transporte eléctrico masivo, el Plan de Recuperación del Río Bogotá, la primera línea del Metro, el Regiotram de Occidente y del Norte, los Transmicables, y el desarrollo de Bogotá como una megaciudad sostenible necesitan de la energía eléctrica para poder construirse y funcionar para todos.

Para responder a este gran aumento de la demanda de energía eléctrica, Enel-Codensa se encuentra haciendo una inversión de más de 500 millones de dólares como parte de su plan de expansión Bogotá-Región 2030. Con esta gigantesca apuesta buscan consolidar un sistema eléctrico de alta tensión más robusto, con más de 30 nuevas subestaciones en ubicaciones estratégicas en la capital y el departamento, con los últimos estándares de tecnología y métodos constructivos.

La materialización de estos nuevos proyectos es una prioridad para garantizar la energía que Bogotá y Cundinamarca requerirán. 10 de estas subestaciones ya están en construcción en las localidades de Los Mártires, Fontibón, Antonio Nariño, Suba, en los municipios de Girardot, Funza, Soacha, y también se trabaja en el traslado anticipado de algunas redes de alta tensión para la construcción de la primera línea del Metro de Bogotá.

Adicionalmente al plan de expansión, Enel-Codensa adelanta un trabajo de fortalecimiento de su actual infraestructura. Al respecto, Francesco Bertoli, gerente general de Enel-Codensa comenta que “para nosotros garantizar la calidad y confiabilidad del servicio de energía eléctrica es una prioridad, por tal razón, trabajamos constantemente en la modernización, ampliación y mantenimiento de la infraestructura eléctrica de Bogotá y Cundinamarca. Para ello, la Compañía invierte $200 mil millones de pesos durante el 2021, cumpliendo los criterios de calidad, seguridad y confiabilidad en la región”.

Cabe destacar, que los planes de desarrollo de Enel-Codensa buscan siempre la armonía y equilibrio con su entorno. A través del programa Enel Biodiversa y su proyecto “Redes seguras para la Fauna Silvestre” mitigan los riesgos potenciales que representa la red eléctrica para los animales, y además establecen mecanismos de actuación para el rescate, rehabilitación y liberación de especies cuando se requiera.

El constante desarrollo y crecimiento del país trae consigo nuevos retos en todos los frentes, que para ser superados necesitan de la energía que hace avanzar a Bogotá y Cundinamarca. El esfuerzo de Enel-Codensa contribuye a tener acceso a una energía más confiable y segura para el bienestar de los ciudadanos y el progreso sostenible del país.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad