Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Mairena de los Reyes, operadora de torre grúa en el Puente Pumarejo, es #UnaMujerW

Solo cinco mujeres en el país están facultadas para operar grúas de 150 metros de altura. Mairena, oriunda de Lorica, Córdoba, es una de ellas.

La operadora de torre grúa en el Puente Pumarejo, Mairena de los Reyes. Foto: Cortesía.

La verdad es algo de atrevimiento porque nunca le tuve miedo a las alturas, al vértigo, Es algo normal para mí, fue un compañero que le dio por querer montar la grúa conmigo, y pues por un atrevimiento la empresa me dio la oportunidad de avanzar y ser operadora de grúa”.

Mairena sabe de los riesgos que corre, pero eso sí, está bien entrenada:

“Un mal amarre puede ocasionar muchos accidentes, una caída de una carga puede ser fatal para todos nosotros, los vientos fuertes son fatales, siempre hay péndulos cuando están los vientos muy altos, y la verdad es que hay que tener mucho cuidado, tenerle mucho respeto a las alturas, con seguridad todo se logra”.

Y con esa misma seguridad, habla tanto de sus capacidades, como de su deseo de construir país:

“Es de lógica que los hombres siempre se sorprenden al ver a una mujer trabajando en una grúa de tanta altura, de 150 metros con más de 48 toneladas que son las grúas más grandes de Colombia, y la verdad es que ellos siempre se sorprenden y dicen cómo hiciste ese curso, cómo se dieron las cosas, la verdad con el tiempo me llegó a gustar, no le tengo miedo a las alturas, es algo bonito que la verdad me impresionó yo misma porque nunca pensé operar una grúa y nunca se me pasó por la cabeza que esto se podía estudiar. Para nadie es un secreto que las mujeres también podemos construir país, no solamente los hombres, siempre hay mujeres que se destacan”.

(Le puede interesar: Vanessa De La Torre, 40 años, periodista)

Mairena se enorgullece de su trabajo, pero sabe que, sin la multinacional en la que trabaja y la que le dio la oportunidad, y sin el apoyo de sus compañeros, habría sido más difícil:

“Siempre ha sido uno de mis mayores logros, la empresa que me dio el aval me enseñó a operar grúa, los compañeros que estuvieron siempre presentes apoyándome y dándome la oportunidad de entrar acá, Pastrana que se lo agradezco siempre, Kelvin, siempre he sido agradecida y siempre lo seré, la humildad ante todo”.