Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

María Paz Mora Silva, futbolista, es #UnaMujerW

María Paz se ganó ser titular en un equipo de fútbol de niños. El torneo en el que participaba eliminó a su equipo por considerar que una niña tapando, constituía una irregularidad

María Paz se ganó ser titular en un equipo de fútbol de niños. El torneo en el que participaba eliminó a su equipo por considerar que una niña tapando, constituía una irregularidad. afortunadamente la Corte Constitucional se pronunció y las cosas volvieron a la verdadera normalidad:

“Al principio me sentí triste porque por mi culpa mis 17 compañeros habían quedado eliminados y no entendía por qué ser niña era malo, pero luego mis papás me explicaron que no era mi culpa, si no era culpa de los adultos”.

Los adultos se tomaron su tiempo, pero lo resolvieron. Maria Paz entretanto nunca perdió de vista lo verdaderamente importante, ella está en el equipo porque se ganó el puesto a franca lid:

“De 53 niños, yo era la única niña y me trataban bien porque tenía un gran desempeño en portería, los niños jugaban conmigo no me excluían nada de eso y las mamás también eran muy chéveres y me consentían. A mí me gustaría que hubiera más niñas jugando fútbol y ahora estoy en un equipo de niñas sólo niñas y ahí ya estoy jugando otros torneos”.

Y es que Tapar es lo suyo:

“Yo inicié de delantera y en un juego había unas trillizas muy grandes como de 7 años y yo tenía apenas 5 años, entonces al arquero le dio miedo y yo me ofrecí y me fue muy bien en esa posición y a partir de ahí mi posición es de arquero”.

Y ha tapado varios goles, incluso el del machismo, pero tiene clara la que repetiría mil veces:

“Mi mejor tapada fue cuando empatamos en un torneo y se desempataba por penaltis para pasar a la final y ganamos porque atajé tres penaltis y pasamos a la final y fuimos campeones”.

Hoy, Maria Paz les da una lección a los grandes directivos del fútbol, a los organizadores de torneos y a un país en el que sigue siendo difícil que vean por igual a las mujeres que a los hombres:

“Los niños y las niñas si quieren jugar fútbol es para divertirse, no es una cosa muy dura y además aprenden a respetar a las mujeres y a saber que las mujeres también tienen esos derechos de jugar con los niños”.

María Paz Mora Silva, futbolista, es #UnaMujerW