Escuche ahora

Back to the Music

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

No le pido la renuncia al fiscal, cada quien debe saber cuándo se va: Marta L. Ramírez

La vicepresidente habla de todos los temas urgentes del país en este año 2019

La vicepresidente Marta Lucía Ramírez habla en La W. Foto: W Radio

La vicepresidente de Colombia Martha Lucía Ramírez atendió desde Cartagena la entrevista con Vicky Dávila en La W radio, para hablar de los diferentes hechos que son noticia en el país. 

Asesinato de líderes sociales: 

"El tema de los líderes sociales es prioridad para el gobierno de Iván Duque", afirmó la vicepresidente, quien comentó que tras una reunión con las diferentes autoridades, la semana pasada, el gobierno ha focalizado sus esfuerzos en algunos territorios donde se concentra el peligro y las amenazas para mencionas personas. 

Antioquia, Bajo Cauca, y Montes de María, y Catatumbo algunos de los territorios mencionados por la funcionaria, donde también se ha caracterizado el perfil de los líderes que estaría en peligro.

Desde el gobierno Nacional hace un llamado para que los líderes sociales y miembros de juntas de acción comunal que sean objeto de intimidaciones y/o amenazas, informen oportunamente de su situación.

Ramírez señala que la protección de líderes sociales es una tarea compleja, en tanto en el país más de 5 millones de personas hacen parte de juntas de acción comunal, razón por la cual es imposible brindar esquemas de protección a todos, siendo necesaria la priorización, señalando que para ello es necesario que quienes estén en real riesgo, lo notifiquen a las autoridades. 

Señaló que para ello, tienen una gran importancia los sistemas de alertas tempranas creadas por algunos organismos como la Defensoría del Pueblo. "No podemos permitir que esto hechos se repitan", afirmó Ramírez haciendo referencia a un reciente caso de asesinato de una líder social en el norte del país. 

La vicepresidente rechazó las afirmaciones del exministro de Defensa Luis Carlos Villegas, quien en su momento explicó la ola de asesinatos bajo el argumento de que la mayoría de estos eran generados por líos de faldas. “Es una forma de esconder la sistematicidad de los asesinatos", señaló la funcionaria. Quien identificó como patrones comunes en las zonas de los asesinatos, la presencia de grupos irregulares y focos de narcotráfico, donde los delincuentes buscan amedrentar a la sociedad civil y oponerse a procesos de sustitución de cultivos. 

"Más del 50% de los asesinatos, que están ya en proceso de esclarecimiento, tienen como determinadores a los disidentes de las Farc, a los miembros del Eln, los Pelusos, el clan del golfo, los caparrapos ... estructuras de criminales", señaló Ramírez. 

La vicepresidente afirma que si bien los asesinatos y ataques contra los líderes sociales comenzaron en época del gobierno de Juan Manuel Santos, el gobierno actual está comprometido con la prevención, protección y esclarecimiento de los casos ocurridos. 

"La atención es más eficaz cuando hay aviso a las autoridades", la vicepresidente reiteró la importancia de que los líderes den a conocer las amenazas y acciones que atenten contra su integridad, manifestando a su vez la importancia de la solidaridad por parte de la sociedad en general. Reconoce que organismos como la Fiscalía tienen que ser, en dicha materia, más efectivos de lo que han sido hasta ahora. 

Ante señalamientos que indican que el modelo de protección ha sido un fracaso, la funcionaria señala que no es así, y que lo sería en caso de que no se pudiera ser efectivo en la protección de al menos uno de los líderes. 

 

Crisis venezolana

"El gobierno nacional, en cabeza del presidente Dique, ha dicho en repetidas ocasiones que no reconocemos la legitimidad de Maduro", la vicepresidente resalta la labor adelantada por miembros del gobierno, incluido el canciller Holmes Trujillo, en escenarios como la declaración del Grupo de Lima, y señala que dicha gestión se vio reflejada en la reciente toma de posesión de Maduro, donde la gran ausente fue la comunidad internacional. 

"Los únicos que estaban eran el mismo grupo de compadres ... Cuba, Bolivia ... pero realmente la comunidad democrática de América Latina ha señalado que es un gobierno ilegítimo y en cambio sí ha reconocido la legitimidad de la asamblea Nacional y el TSJ, que lamentablemente casi todo está en el exilio por la presión y las amenazas". 

Sobre si Colombia reconoce como presidente de Venezuela a Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, la vicepresidente afirmó que "primero ha de decidir el pueblo de Venezuela", y afirma que después se ha de pronunciar el gobierno de Colombia en relación a dicho asunto. 

Marta Lucía calificó a su vez como "aterradoras" las imágenes que circularon el día domingo, donde se aprecia el momento en que el presidente de la Asamblea venezolana es abordado por miembros del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional) y acto seguido es detenido por algunos minutos. 

Para Ramírez, se hecho es el reflejo de un país "donde no hay Estado de Derecho y donde hay falta de garantías", señalando al régimen actual de estar involucrado en casos de narcotráfico y de cobijamiento de grupos ilegales. "Allá los ciudadanos están expuestos a la arbitrariedad", señala.

"Por supuesto que fue un secuestro", afirma Ramírez sobre lo sucedido con Guaidó, a la vez que señala que lo ocurrido también ha evidenciado al régimen Maduro que la comunidad internacional tiene los ojos puestos y están atentos a reaccionar ante lo que le pase a la oposición venezolana. 

La funcionaria aclara que la salida militar a la situación venezolana es una iniciativa que jamás tomará Colombia, y dice confía en que "tarde que temprano, el gobierno de Maduro se hará a un lado y tendrá que retirarse de forma pacífica". 

Márquez reapareció en un video

"La declaración de él es descara, es de un cinismo total, es querer justificar, después de 5 meses en la clandestinidad, el incumplimiento que él le ha estado dando a esos acuerdos".

"Márquez está igualito a Maduro, hasta físicamente, un discurso incoherente y mentiroso". 

La vicepresidente señala que el acuerdo no ha podido ser llevado a la implementación debido precisamente a los vacíos que desde la derecha se había denunciado, señalando el componente de concesiones para los exguerrilleros. 

Para Marta Lucía, el acuerdo debería haber estipulado que "si alguno de los miembros, sobre todo el líder, incumplía los acuerdos, toda la colectividad perdía los beneficios". 

La vicepresidente manifiesta que el actual gobierno ha intentado cumplir los acuerdos a aquellos desmovilizados que han cumplido, señalando que para la administración nacional, esos desmovilizados son claves en el proceso de desmonte del narcotráfico. 

Ramírez señala que el gobierno Santos era el que había incumplido los acuerdos, y que había dejado desfinanciado el programa con el que se buscaba dar garantías de vida a los desmovilizados. 

"Más que decir que el gobierno Santos les incumplió los acuerdos, lo que hay que decir es que el gobierno Santos le mintió al país".