Ciudades

Selecciona tu emisora

País Sin Memoria: Mocoa, una reconstrucción que quedó en promesas

La W reconstruye los hechos, habla con las víctimas y recuerda las promesas que dos gobiernos le han hecho a los mocoanos y que no han cumplido.

Una avalancha acabó con más de 300 vidas y se llevó a su paso barrios enteros, vías, acueducto y cárcel en Mocoa (Putumayo). Foto: Colprensa / LEONARDO CASTRO

País Sin Memoria: Mocoa, una reconstrucción que quedó en promesas

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

La madrugada del 1° de abril de 2017, una avalancha arrasó con la ciudad de Mocoa en Putumayo.

Llovió en dos horas lo que llueve en un mes en Bogotá. El aguacero generó una crecida de tres ríos y dos quebradas que precipitó una avalancha de barro, piedras y troncos que arrasó con barrios enteros, destruyó puentes, carreteras, el acueducto, la subestación eléctrica y cobró la vida de 320 personas.

“Eso fue muy duro. Nosotros quedamos en medio de las dos avalanchas, pasaba por un lado y por el otro, nosotros nos agarramos a la casa y a la mano del Señor a orar y a gritarle a Dios que nos ayudara, que él es nuestro socorro”, decía don Luis, una de las víctimas.

“Yo no sé qué hacer, porque no tengo a dónde irme. Todo se me acabó, me dicen que me vaya al albergue”, decía doña Alicia entre lágrimas.

Al día siguiente el entonces presidente Juan Manuel Santos, prometió: “Hemos iniciado desde hoy la labor de planeación y organización de lo que será la reconstrucción y rehabilitación de la ciudad. Vamos a apoyar a las familias para la recuperación de sus viviendas afectadas, a los que perdieron sus casas: les construiremos unas nuevas en un sitio de menor riesgo”.

Además, el exmandatario prometió acueducto nuevo en poco tiempo: “El acueducto quedó inservible. He tomado la decisión de construir un nuevo acueducto que, en materia de agua potable, quede mejor que antes. Su construcción será de más o menos un año”, dijo el expresidente.

Adicionalmente, fueron donados miles de millones de pesos por empresas privadas, personas particulares y organizaciones internacionales: todo para atender la emergencia y a sus víctimas.

El expresidente Santos nombró a Luis Carlos Villegas, entonces ministro de Defensa, como gerente de la tragedia. Esto fue lo que dijo el 26 de febrero de 2018 en los micrófonos de La W: 

Los recursos estarán. Ya ha habido un traslado presupuestal a la Unidad de Gestión del Riesgo. Este es un presupuesto que se ejecuta en tres o cuatro años y la reconstrucción dura un poco más de dos, según mis cálculos”, dijo el exministro.

Sin embargo, los cálculos le fallaron a Villegas. Se fue Santos y llegó Duque. Dos años después, no había casas entregadas, ni cárcel construida, el acueducto no funcionaba y se pedía reubicación de viviendas. Durante un taller ‘Construyendo país’, el 11 de mayo de 2019, el nuevo mandatario hacía más promesas:

31 de diciembre de 2020: Destinar los recursos para el diseño y la interventoría del proyecto de construcción del centro penitenciario y carcelario de Mocoa, en el predio transferido por la Alcaldía al INÉC. Entrega de las 996 viviendas que tienen varias secuencias en el tiempo en los próximos dos años. Diciembre de 2019: Entregar las 16 obras de la reconstrucción del sistema de acueducto de Mocoa”.

El 6 de septiembre de 2018, la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez fue designada en la ejecución e implementación de las políticas públicas para la reconstrucción de Mocoa. Un año después, la funcionaria siguió culpando al contratista anterior por no iniciar la construcción de las viviendas.

“Cuando llegamos al Gobierno, estaba en cero ejecución ese contrato de las viviendas. En este momento, que se le ha entregado a una firma distinta, estaremos muy encima del arranque y desarrollo continuado de estas obras”, dijo la vicepresidenta.

Pero esa nueva firma de la que habla la vicepresidenta también los dejó abandonados. Don Jaime Trujillo, otra víctima, habló con País Sin Memoria:

“Para decirle a los mocoanos: la firma contratista que iba a hacer las 909 casas ya se fue, la segunda firma contratista acaba de abandonar y tiene tiradas estas obras de las 909 viviendas. Siempre les están mintiendo a los mocoanos con que el 75% de las obras de reconstrucción están en ese porcentaje avanzado”, aseguró Trujillo.

El 16 de febrero de este año, la Contraloría General de la República alertó sobre nuevos retrasos e irregularidades en la reconstrucción. Javier Reyes, contralor delegado de Vivienda y Saneamiento Básico, dijo en La W que incluso ha habido errores en los reportes que ha entregado el Gobierno Nacional:

“En el caso del hospital, que está en dos fases, la primera estaba terminada al 100% según ellos y la segunda fase estaba en proceso de ejecución. Cuando llegamos al hospital, evidenciamos que la primera fase fue entregada de afán en el momento de haberse hecho el proceso para la administración del COVID-19, por solicitud de la administración. Pero cuando vamos a mirar la segunda fase, no tiene un avance superior al 20%”, indicó.

País Sin Memoria habló de nuevo con la vicepresidenta Marta Lucia Ramírez, quien aseguró que en seis meses estará entregado el 80% de la reconstrucción:

Vamos a cumplirles. Estamos con toda la dedicación y con la ayuda de Dios haciendo el mejor esfuerzo para que nosotros de acá a diciembre podamos tener concluido por lo menos el 80% de la reconstrucción de Mocoa. Cuatro años después, seguimos pendientes de una reconstrucción 100% exitosa”, dijo la vicepresidenta.

Sin embargo, no ha habido estabilidad ni siquiera en el nombramiento de los coordinadores a cargo de la tragedia. Este medio pudo constatar que hace dos meses renunció el coordinador para la reconstrucción de la Unidad de Gestión del Riesgo, Hugo Ferney Bolaños.

“La Unidad Nacional de Gestión del Riesgo se comprometió conmigo a que vamos a nombrar un coordinador mocoano para hacer todo el seguimiento a esta reconstrucción. Ya se hizo la convocatoria, ya se presentaron hojas de vida y a esta persona hay que seleccionarla en este mes de abril, es decir, después de Semana Santa vamos a estar al frente de que se haga la selección definitiva de la persona que va a estar a cargo de toda esta coordinación”, precisó la vicepresidenta Ramírez.

Pero ya han pasado más de 15 días desde que se acabó Semana Santa y nada que nombran a ese coordinador en Mocoa.

En cuanto al presupuesto destinado para la reconstrucción, el secretario general de la Unidad de Gestión del Riesgo, Fernando Carvajal, dijo que el Gobierno Nacional destinó más de un billón de pesos. Sin embargo, hasta el momento no se ha ejecutado ni la mitad.

“Para la ejecución de este se destinaron recursos cercanos a los 1.1 billones de pesos, de los cuales, a la fecha, se encuentran ejecutados $172.952 millones y los otros $923.135 se encuentran en proceso de ejecución”, dijo el contralor.

Se prometieron 1.200 casas urbanas, se han entregado 300. En las rurales se prometieron 300 y se han entregado cero.

Por su parte, el acueducto tiene un 85% de avance físico (según el último informe de la Vicepresidencia de la República). El problema está en la fuente de captación. En temporada de lluvias no se puede captar el agua por el alto nivel de turbiedad y en verano el nivel es tan bajo que el agua no llega a la bocatoma.

En cuanto a la cárcel, la Alcaldía postuló un predio para su compra, tarea a cargo de la UNGRD. Una vez se adquiera el predio, la USPEC debe elaborar los estudios y diseños para la construcción del nuevo centro penitenciario. Sin embargo, el predio no ha sido comprado aún

País Sin Memoria les hará seguimiento a estos últimos compromisos. Ojalá no se acabe otro gobierno sin que se le cumpla a los habitantes de Mocoa.

Si tiene un caso que recordar para país sin memoria escríbanos en nuestras sociales: @paisinmemoriaw o al correo: paisinmemoriaw@gmail.com

Escucha la radio en vivo

W Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

WRadio Colombia

Compartir

W Radio

¿Desea ser el primero en conocer las noticias y los personajes de Colombia y del mundo?