Escuche ahora

Edumerides

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Primeria Barros Pimienta, indígena wayú del clan Uriana, es #UnaMujerW

Primeria lleva 10 años cambiando la vida de miles de niños en La Guajira con desnutrición, en las peores condiciones de salubridad y con distintas enfermedades

Primeria Barros Pimienta, indígena wayú del clan Uriana, es #UnaMujerW. Foto:

Primeria, por medio de su fundación, lleva 10 años cambiando la vida de miles de niños en La Guajira. Niños con desnutrición, en las peores condiciones de salubridad, y con distintas enfermedades. Niños de 0 a 12 años que no tuvieron la culpa de vivir así:

“La fundación ‘Saain Wayuu Waya’, que traduce en wayú, ‘Nuestro Corazón Wayú, es una entidad sin ánimo de lucro dedicada desde hace más de ocho años a liderar proyectos sociales en el departamento de La Guajira. Como corporación desarrollamos la campaña social llamada ‘Un guardián con La Guajira en el corazón’, esta es una iniciativa que procura por el bienestar y desarrollo sostenible de niños y niñas indígenas wayú. El desarrollo sostenible empieza con unos niños seguros, sanos, felices y bien instruidos. Uno de nuestros objetivos es romper el círculo de pobreza en el que viven estas comunidades vulnerables empoderándolos a través del aprendizaje y actividades lúdicas y recreativas para su crecimiento personal y motivándolos a soñar y a visionar, un mejor futuro para ellos, que sean agentes de cambios para nuestras comunidades es nuestra principal misión”.

Primeria llega con ayudas a ocho comunidades todos los años, ayudas que son en su mayoría, donaciones.

“La fundación se financia a través de donaciones y parte de recursos propios que se generan de actividades como la venta de camisetas, mugs, agendas con papel plantable, manillas y diversas artesanías wayú hechas por miembros de comunidades que atendemos, a eso le llamamos ‘Un kit con La Guajira en el corazón’. Sumamos a este esfuerzo las alianzas con entidades y empresas con responsabilidad social y organizaciones sociales que se suman a las jornadas de atención. Contamos también con el apoyo de un voluntariado y capítulos en varias ciudades del país. Todos los objetivos se logran gracias a la suma de fuerzas y el amor por servir de corazón”.

Y de corazón, Primeria trata de llegar a la mayoría de familias posibles. Sin embargo, muchas veces es difícil por las tradiciones culturales que tienes las comunidades:

“En ocasiones chocan esas tradiciones con la dura realidad de niños que encontramos en situaciones donde requieren una atención médica profesional inmediata. Es difícil, a veces, convencerlos para que permitan que atiendan a esos niños de una manera distinta a la que ellos tradicionalmente están acostumbrados, ya que muchas enfermedades pueden ser mortales sino se tratan de manera correcta y rápida, pero a través de la intervención y el acompañamiento de un equipo profesional y el que reportemos a organizaciones directamente involucradas se puede aliviar la situación”.

Y Remata contando:

“Apoyamos a los niños a través de jornadas sociales. ‘Un guardián con La Guajira en el corazón 2019’ tiene cuatro componentes: Primero, actividades lúdicas y recreativas, este componente resulta siendo el más importante ya que a través de actividades como construir tus sueños, que tenemos como objetivo empoderar a los niños y darles la razones suficientes para cambiar su mundo y luchar por un futuro y un presente en el que ellos sean los absolutos protagonistas de sus sueños, dándoles la oportunidad de tener referentes que alimenten su autoestima y fortalezcan sus capacidades y talentos; Alistamos un partido de fútbol oficial, competencias, juegos y talleres donde pueden aprender y desarrollar habilidades; Una actividad de entrega de agua que se logra gracias a la alianza con una empresa social llamada Crealy donde donaremos 10 toneladas de a agua las comunidades”.

Primeria Barros Pimienta, indígena wayú del clan Uriana, es #UnaMujerW