Ciudades

Selecciona tu emisora

Se cumplen tres años del cierre de la frontera colombo-venezolana

Autoridades en Norte de Santander entregan un balance poco favorable.

El 19 de agosto de 2015, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó el cierre de la frontera con Colombia por el estado Táchira. Foto: Colprensa

El 19 de agosto de 2015, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó el cierre de la frontera con Colombia por el estado Táchira y el despliegue de una operación en la región con el fin de detener a los autores materiales de una emboscada que sufrieron efectivos de la Fuerza Armada un día antes del cierre.

Tres años después de este hecho, las autoridades en departamentos fronterizos como Norte de Santander siguen sufriendo las consecuencias de la crisis social y humanitaria que se ha venido presentando en los últimos años.

El servicio de salud ha sido una de las principales necesidades de los extranjeros que llegan a Colombia. Sin embargo, el Gobierno Nacional no ha girado los recursos necesarios por la atención de venezolanos.

Juan Agustín Ramírez, gerente del Hospital Erasmo Meoz de Cúcuta, aseguró: “El cierre de la frontera por parte del presidente de Venezuela en agosto de 2015 ha generado un aumento en la llegada de los ciudadanos venezolanos hasta el hospital en el servicio de urgencias”.

Así, revela que se tienen más de 16.000 pacientes atendidos. “Hemos facturado 24.000 millones de pesos, de los cuales el Gobierno Nacional solo nos ha girado 2.000 millones de pesos”, explica. De esta manera, la falta de medicinas y vacunas para la población venezolana también ha obligado  a los extranjeros a llegar hasta Cúcuta en búsqueda de los biológicos.

Aristides Hernández, presidente de Anthoc, aseguró: “Los venezolanos están llegando al hospital de los municipios de Villa del Rosario,  Tibú, Cúcuta, Ragonvalia, Herrán, Bochalema con fiebre amarilla, paludismo, sarampión e incluso difteria. Son enfermedades que se han complicado en Venezuela, porque los hospitales allá no cuentan ni con una bolsa de suero”.

Ante esto, las autoridades trabajan articuladamente para controlar el ingreso masivo de venezolanos. Sin embargo, algunos extranjeros llegan al territorio colombiano sin la documentación requerida y se han visto involucrado en acciones delincuenciales.

Mauricio Franco, secretario de Seguridad Ciudadana de Cúcuta, aseguró que aunque las cifras no lo demuestran, tres mil personas capturadas en lo ocurrido del presente año: “(hay) 770 ciudadanos venezolanos capturados y se aumentó al 24% de participación de los extranjeros en los diferentes delitos en la ciudad”.

La Iglesia Católica también ha cumplido un papel fundamental en la atención de los migrantes. En el sector de La Parada, a escasos metros del puente Internacional Simón Bolívar, se encuentra la casa de paso Divina Providencia. En este lugar, misioneros y sacerdotes han entregado cientos de desayunos y almuerzos para los venezolanos que cruzan diariamente la frontera: mujeres, niños y adultos mayores son los principales beneficiados.

Escucha la radio en vivo

W Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

WRadio Colombia

Compartir

W Radio

¿Desea ser el primero en conocer las noticias y los personajes de Colombia y del mundo?