Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Perros de vigilancia en Transmilenio serán retirados a partir del 11 de febrero

En W Fin de Semana, la concejal Andrea Padilla elogió la decisión de la alcaldesa Claudia López y explicó cómo operaría el desmonte progresivo del uso de caninos de vigilancia.

Más de cien perros de vigilancia serán retirados de Transmilenio desde el 11 de febrero. Foto: Getty Images

El pasado 11 de enero, la alcaldesa Claudia López notificó que los perros de vigilancia serán retirados de las estaciones de Transmilenio, con el fin de proteger su integridad y bienestar. Así, según lo había anticipado en su programa de campaña, la alcaldesa indicó que el uso de caninos “anticolados” no es asertivo.

En el anuncio, la mandataria dijo: “El 11 de febrero retiramos los 108 perros de vigilancia y ‘anticolados’ que hay en el sistema. No puede ser que los animales tengan que sacrificar su vida y su salud para enseñarle a un ser humano que se debe comportar como un ser humano”.

Además, la alcaldesa agregó que aunque la nueva flota de buses es menos contaminante, las largas jornadas exponen a los canes a la contaminación.

(Le puede interesar: Para Petro y Hollman el metro elevado es corrupto porque no es el de ellos: Claudia López)

Por su parte, el gerente de Transmilenio, Felipe Ramírez, aseguró que se trabajará en todas las estaciones del sistema con el fin de reducir el número de colados, robos y casos de acoso a las mujeres.

Esta decisión se adoptó tras la recomendación dada por la concejal electa Andrea Padilla, quien aseguró en W Fin de Semana que es una decisión muy acertada de parte de la alcaldesa, que “demuestra esa voluntad de atender el mandato ciudadano en materia de protección animal”.

“Había perros (en Transmilenio) con los bozales apretados que les cerraban los ojos, otros que se vomitaban, se desmayaban y se agotaban”, relató la concejal Padilla.

Sobre lo que viene en este plan de desmonte del uso de perros de vigilancia en la ciudad, la concejal precisó: “Nosotros planteamos un desmonte progresivo y Transmilenio fue la primera etapa. El segundo paso será todas las entidades del Distrito y un tercer paso serían las universidades. Los perros todavía son propiedad de las empresas (…) no podemos ir más allá de la propuesta. Pero este ya es un paso importante”.