Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Brasil podría quedar en la quiebra debido a su régimen de pensiones según su MinEconomía

Guedes, jefe de la cartera de economía de ese país manifestó ante el parlamento la necesidad de cambiar el modelo pensional. La propuesta establece una edad mínima de jubilación.

Brasil Foto: Getty Images

El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, compareció ante una comisión parlamentaria que analiza una polémica reforma del régimen de pensiones y afirmó que si esa alteración no es aprobada, el país "irá a la quiebra".

Guedes, quien debía haber asistido a un debate sobre el mismo asunto la semana pasada pero se ausentó, se presentó finalmente ante la Comisión de Constitución y Justicia de la Cámara de Diputados, que representa el primer obstáculo para el proyecto presentado por el Gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro.

El ministro defendió con fervor la propuesta, mediante la cual se pretende establecer una edad mínima para acceder a la jubilación, un requisito que no existe en la legislación brasileña y que pasaría a ser de 62 años para las mujeres y de 65 para los hombres.

(Le puede interesar: Cada 60 minutos un niño o adolescente muere por arma de fuego en Brasil)

Asimismo, se plantea la sustitución progresiva del actual régimen de reparto por un sistema de capitalización individual, similar al que existe en Chile, lo que fue objeto de las mayores protestas de la oposición de izquierda, que denunció lo que, en su opinión, sería una "entrega" de los fondos de las jubilaciones a la banca privada.

"Esa propuesta es un crimen. Destruirá el sistema público de jubilaciones, que está garantizado en la Constitución, y hará casi imposible que un pobre se jubile", dijo el diputado Alencar Santana, del Partido de los Trabajadores (PT).

Mediante esa reforma, el Gobierno aspira a ahorrar unos 265.000 millones de dólares en una década, con lo cual Guedes sostuvo que se acabaría con un crónico déficit fiscal y se liberarían recursos para la inversión en áreas esenciales, como salud y educación.

Sin embargo, según asegura la oposición, el dinero necesario para esas inversiones e incluso para equilibrar el deficitario sistema de jubilaciones se obtendría mediante una profunda reforma tributaria, que incluyera un impuesto a las fortunas y al capital financiero.

En opinión del ministro, sin embargo, el sistema de pensiones actual está "quebrado", una situación que se agravará y afectará al país como un todo, debido a un crecimiento demográfico que llevará a que "en unos pocos años, por cada joven trabajando y contribuyendo haya cuatro o cinco jubilados".

(Lea en W Radio: Estación de radio en Brasil transmitió en directo un atraco en su contra)

Guedes, un liberal formado en la Escuela de Chicago, llegó a irritarse por momentos y admitió que existen "diferentes visiones ideológicas" sobre la resolución de los problemas fiscales, pero subrayó que en las elecciones del año pasado "ganó un Gobierno" que "piensa así" y que "llega con sus propuestas" al Congreso.

"Si no quieren esto, no lo aprueben", desafío el ministro a la minoritaria oposición de izquierdas, que se ha plantado con fuerza contra la propuesta.

Tras escuchar al ministro, la Comisión de Constitución y Justicia de la Cámara baja proseguirá sus debates y discutirá un informe que será preparado por el diputado Marcelo Freitas, del Partido Social Liberal (PSL), que le sirvió de plataforma electoral a Bolsonaro.

Según el presidente de la comisión, Felipe Francischini, los debates se prolongarán hasta el próximo 17 de abril, cuando se prevé que los 27 miembros de ese grupo aprueben o no el informe preparado por Freitas, quien deberá recomendar avanzar con el proyecto o, en su defecto, que sea modificado o incluso archivado.