Escuche ahora

La W

Con Vicky Dávila


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Burundi, un país más se suma a la lucha frontal contra el plástico

A partir del próximo 22 de agosto, el uso e importación de bolsas de plástico está prohibido y será castigado.

Lucha mundial contra el uso de bolsas plásticas. Foto: Getty Images

La venta, importación y uso de bolsas de plástico estará prohibida y castigada en Burundi a partir del próximo 22 de agosto, según informó este miércoles el ministerio de Medioambiente y Agricultura de este país africano.

El ministro de Medioambiente, Déo-Guide Rurema, informó que anulará un periodo de gracia de 18 meses dado el año pasado a las empresas productoras e importadoras, cuando se promulgó una ley que prohibía las bolsas de plástico.

Después de un año de la entrada en vigor, las importaciones tanto de bolsas como de botellas de plástico han aumentado debido al periodo de ajuste que se dio entonces y el Gobierno ha constatado "que las bolsas se usan y se pueden ver en grandes cantidades en los mercados", según informó el ministerio.

(Lea en W: Greenpeace Colombia abrió el "Museo de la Extinción" en Bogotá)

Por eso, y a seis meses de que expire este "periodo de gracia", el ministerio advirtió a "quienes estén en posesión de una bolsa de plástico" que serán castigados, aunque no especificó las penas.

La ley, aprobada el 8 de agosto de 2018, prohibía la fabricación, importación, almacenamiento, venta y uso de todas las bolsas y embalajes de plástico, permitiendo solamente las biodegradables, los materiales de plástico usados para fines médicos, industriales, de investigación o farmacéuticos o los empleados en construcción o con fines educativos.

(Le puede interesar: Francia anuncia prohibición de objetos de plástico de uso único desde el próximo año)

Además esta norma contemplaba que los desechos de plástico y las botellas fuesen devueltas a los productores para su reciclaje e incentivos para las empresas que tuvieran proyectos de reciclaje, así como el nombrado periodo de gracia de 18 meses para que el sector pudiese deshacerse de las bolsas con las que ya contaba.

No especificaba, no obstante, cuáles serían los castigos o multas para aquellos que estuvieran en posesión de una bolsa de plástico o las vendiese o importase.

Las normas que prohíben el plástico se han vuelto habituales en África oriental con Ruanda y Kenia pioneros en este territorio y con prohibiciones totales o parciales, incluso, para todo plástico de un solo uso.

Según datos de la ONU, al menos 8 millones y hasta 12 millones de toneladas de plástico terminan cada año en los océanos y permanecerán allí durante décadas antes de descomponerse

(Lea en W: Periodista de El País relata su experiencia al estar una semana sin usar plástico)