Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Detienen a un chino en EE.UU. acusado de robar datos comerciales a petrolera

Hongjin Tan, de 35 años, fue arrestado este jueves imputado de un delito de robo de secretos comerciales de su empresa, perteneciente al sector del combustible fósil en EE.UU.

Imagen de referencia. Foto: Getty Images

El Gobierno de EE.UU. anunció hoy la detención de Hongjin Tan, con nacionalidad china y residencia permanente estadounidense, acusado de haber robado presuntamente datos comerciales a una petrolera para ofrecerlos a compañías de este país asiático.

Según un comunicado del Departamento de Justicia, Hongjin Tan, de 35 años, fue arrestado este jueves imputado de un delito de robo de secretos comerciales de su empresa, perteneciente al sector del combustible fósil en EE.UU.

De acuerdo al documento de acusación, Hongjin Tan se hizo de forma ilícita con datos de la compañía, cuyo nombre no se precisó, en relación a la "investigación y desarrollo del producto en la tendencia del mercado energético".

Hongjin Tan trabajaba hasta hace poco para la empresa afectada y fue entonces cuando supuestamente se descargó cientos de archivos, incluyendo algunos relacionados con la manufactura de productos.

De acuerdo a los investigadores, Hongjin Tan ofreció presuntamente su trabajo a una empresa en China, donde planeaba emplear estos ficheros para beneficiar a su nuevo empleador. El acusado ha residido en EE.UU. durante los últimos 12 años.

La detención llega en un momento de tensión en cuanto a espionaje comercial entre ambos países.

Ayer mismo, el vicefiscal general presentó cargos contra dos supuestos piratas informáticos de Pekín, vinculados al Ministerio de Seguridad del Estado de China, a los que acusó de haberse infiltrado en sistemas informáticos con el fin de obtener información confidencial sobre asuntos comerciales.

También este jueves, el Gobierno estadounidense expresó "la preocupación" por esta actividad que consideran que viola los compromisos de 2015 en materia cibernética entre Pekín y Washington.