Escuche ahora

Edumerides

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Johnson ordena el cierre de bares, cines y gimnasios en el Reino Unido

El jefe de Gobierno afirmó, en una rueda de prensa, que "cada mes" a partir de ahora se analizará la situación para determinar "si se pueden relajar algunas de las medidas

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha ordenado el cierre de bares, restaurantes, teatros, gimnasios y otros centros de ocio a partir de este viernes en el Reino Unido. Foto: Getty Images

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha ordenado el cierre de bares, restaurantes, teatros, gimnasios y otros centros de ocio a partir de este viernes en el Reino Unido para tratar de frenar el avance de la epidemia de coronavirus.

El jefe de Gobierno afirmó, en una rueda de prensa, que "cada mes" a partir de ahora se analizará la situación para determinar "si se pueden relajar algunas de las medidas" que se están adoptando.

También está previsto que los colegios del Reino Unido no vuelvan a abrir hasta nuevo aviso cuando cierren hoy sus puertas, excepto para los hijos de trabajadores esenciales, si bien por ahora no se han impuesto medidas drásticas de confinamiento obligatorio para los ciudadanos.

Le puede interesar: OMS cifra en más de 210.000 los casos y pide a los jóvenes que no se confíen

"Quizás estén ustedes tentados de salir esta noche, pero yo les pido que por favor no lo hagan", dijo Johnson, que recomendó a los establecimientos de ocio que bajen su persiana esta noche "tan pronto como razonablemente puedan" y no la vuelvan a levantar mañana.

Los bares y los restaurantes podrán continuar ofreciendo alimentos para llevar.

El número de muertos por el COVID-19 en el Reino Unido llegó hoy a 177, 40 más que ayer, mientras que el Ministerio de Sanidad ha detectado hasta ahora 3.269 casos positivos.

Lea también en La W: Es temprano para decir que un medicamento es efectivo para el Covid-19: Instituto Pasteur

El hospital Northwick Park en Harrow, al norte de Londres, ha sido el primero en alertar de que su unidad de cuidados intensivos ha alcanzado su máxima capacidad, debido al aumento de casos y ha pedido ayuda a otros centros de la zona para derivar pacientes.

El Ministerio de Sanidad ha remitido cartas a más de 65.000 médicos y enfermeros retirados en Inglaterra y Gales para rogarles que regresen al trabajo y contribuir así a combatir la epidemia.

En Escocia, todos los trabajadores sanitarios que se han retirado en los últimos tres años han recibido una petición para que consideren retomar temporalmente su labor.