Escuche ahora

Julio Sánchez Cristo DJ

Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Juana Rivas, la española que había huido con sus hijos, los entrega a la Guardia Civil

Rivas incumplió hace más de un mes la orden de un juez de familia de dejar a sus dos hijos de 3 y 11 años con su padre, que reside en Italia y al que acusa de malos tratos.

Juana Rivas, la española que había huido con sus hijos, los entrega a la Guardia Civil. Foto: Getty Images

Juana Rivas, la mujer española que incumplió hace más de un mes la orden dada por un juez de dejar a sus dos hijos a su expareja, el italiano Francesco Arcuri, entregó hoy a los menores a la Guardia Civil, horas antes del plazo fijado por el juez.

Rivas, que fue detenida el pasado martes y puesta en libertad provisional, incumplió hace más de un mes la orden de un juez de familia de dejar a sus dos hijos de 3 y 11 años con su padre, que reside en Italia y al que acusa de malos tratos.

Según fuentes oficiales, la entrega de los menores tuvo lugar en la Comandancia de la Guardia Civil de la ciudad de Granada y se produjo horas antes del plazo fijado por un juzgado de ese mismo municipio sureño.

Los tribunales investigan a Rivas por los delitos de sustracción de menores y desobediencia a la justicia.

La mujer ya incumplió una orden judicial similar el 26 de julio, momento en el que no se presentó y decidió huir.

Finalmente, esta española, vecina de la localidad granadina de Maracena, se entregó a la justicia el 22 de agosto, aunque posteriormente fue puesta en libertad.

Rivas se ha negado hasta a hora a entregar a los niños a su padre pese a las decisiones judiciales y ha pedido amparo al Tribunal Constitucional de España, aunque este órgano no admitió su recurso al alegar que presentó la demanda fuera de plazo.

Había denunciado a Arcuri por malos tratos en 2009, cuando ambos vivían en España, y el hombre fue condenado a tres meses de prisión, que no cumplió.

Entonces, la pareja ya tenía un hijo, que ahora tiene once años, y, tras un tiempo de separación, volvieron juntos, tuvieron otro hijo -ahora de tres años- y residieron en la pequeña isla italiana de Carloforte.

El año pasado, la mujer regresó a España con los niños y presentó en un juzgado español una nueva denuncia por malos tratos contra su expareja, que mantiene su residencia en esa isla, pero todavía no ha sido tramitada.

En torno a Juana Rivas se ha organizado en España un movimiento de solidaridad; sin embargo, ha perdido todas las iniciativas ante los tribunales españoles.