Escuche ahora

Deportes W

Con Andrés Torres


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Los dos caminos que se le abren a Brasil con la elección presidencial

La elección del próximo domingo abre la posibilidad del retorno del Partido de los Trabajadores al poder o del ascenso de la extrema derecha en Brasil.

Los dos caminos que se le abren a Brasil con la elección presidencial. Foto: Agencia Anadolu

El próximo domingo se realizan las elecciones presidenciales en Brasil, y las encuestas indican que el heredero de Lula, Fernando Haddad, y el exmilitar Jair Bolsonaro pasarán a la segunda vuelta, en la que se elegirá al próximo jefe de Estado del país con más habitantes y más grande de Suramérica. 

La elección ha sido calificada como histórica, ya que se da después de la destitución en el Congreso de la exmandataria Dilma Rousseff, y abre la posibilidad del retorno del proyecto político del Partido de los Trabajadores (PT), de Luiz Inácio Lula da Silva, o por el contrario, de darle el poder al sector más a la derecha de Brasil, representado en Bolsonaro, quien ha mostrado simpatía por la dictadura que gobernó a su país entre 1965 y 1984.

Las posiciones distantes de los máximos favoritos a la presidencia brasilera ponen a Brasil frente a dos escenarios, uno marcado por políticas conservadoras, radicales y que abiertamente se definiría como el primer gobierno de extrema derecha elegido democráticamente en Suramérica.

El otro escenario es el del retorno del Partido de los Trabajadores al poder, con un Gobierno que tendría la obligación de reconciliar a un Brasil dividido luego de la destitución de Dilma, con la responsabilidad de darle tranquilidad a los mercados y seguir la línea del PT, partido que no se ha definido como un aliado de Venezuela y se ha mostrado distante de la administración de Maduro.

El escenario de Brasil con Bolsonaro 

La directora de la maestría en Estudios Contemporáneos de América Latina de la Universidad Javeriana de Colombia, Carolina Cepeda, le aseguró a la Agencia Anadolu que la llegada al poder de Bolsonaro sería dramática para Brasil.

"Creo que tener en el poder a una persona como Bolsonaro es muy grave. Refleja a una sociedad que elige posiciones extremas y eso nos indica que hay problemas frente a situaciones que uno pensaría se habían superado”, sostuvo Cepeda.

Para la experta, las posturas de Bolsonaro frente a la dictadura, las supuestas amenazas a su exesposa y sus declaraciones homofóbicas van en contravía de lo que se espera de una sociedad democrática.

El investigador de la Universidad del Rosario de Colombia y exasesor de la Unasur, Mauricio Jaramillo Jassir, le indicó a la Agencia Anadolu que la llegada de Bolsonaro se traduciría en una mayor división de la política brasileña.

“La derecha no tiene un proyecto de integración tan claro. Le interesan acuerdos específicos. Se ahondaría la división y habría de nuevo la confirmación de un mandato del conservatismo que sería una derrota muy importante para el ya alicaído progresismo en América Latina”, indicó Jaramillo.

El exasesor de la Unasur aseguró que una victoria de Bolsonaro sería la manifestación de que la extrema derecha puede ganar elecciones en América Latina. “Una cosa es que ganen gobiernos conservadores, como el caso de Macri en Argentina o Duque en Colombia, pero otra cosa es que abiertamente la extrema derecha empiece a ganar elecciones”.

Jaramillo coincide con que Bolsonaro representa la victoria de un gobierno con posturas discriminatorias. “Hay alarmas. Hay movimientos de mujeres que han expresado su repudio a sus posturas sexistas”, sostuvo.

Para el investigador, las políticas de Brasil en el plano regional no tendrían grandes transformaciones, sobre todo frente a la crisis política y humanitaria que se vive en Venezuela. “Con una victoria de Bolsonaro, no pasaría nada. Brasil de todas maneras ha sido muy duro y crítico con Temer. Haddad no creo que le vaya a tender la mano a Maduro. Me parece que va a haber un distanciamiento de Brasil respecto de Venezuela”, aseveró. 

El exintegrante de la Unasur añadió que Brasil nunca se consideró un aliado venezolano como lo fue en su momento el Ecuador de Rafael Correa o la Bolivia de Evo Morales, que han sido países más cercanos a Venezuela. “Es muy difícil modificar la postura de los latinoamericanos respecto a Venezuela porque ya tienen un consenso en cuanto a que se debe condenar lo que está ocurriendo”, detalló.

El escenario de Brasil con Haddad

De acuerdo con Jaramillo y Cepeda, una hipotética victoria de Haddad se traduciría en la posibilidad de que Brasil pueda tener una reconciliación de su ciudadanía y que pueda recuperar la confianza en sus instituciones luego de la destitución de Rousseff.

“Creo que Haddad se desmarcaría de Venezuela y enviaría señales de tranquilidad a los mercados. Lo más importante, gane quien gane, es la recuperación de la credibilidad política en Brasil, que ha estado en capa caída después del ‘impeachment’”, sostuvo Jaramillo.

Cepeda, a su turno, mencionó que un Gobierno de Haddad no tendría posiciones blandas frente a Venezuela o Nicaragua, debido a sus posturas históricas. “Lo que sí creo es que Bolsonaro tendría una posición mucho más radical que la que ha tenido Temer”, manifestó.

La experta agregó que una victoria de Haddad significaría un voto de confianza por el proyecto del Partido de los Trabajadores, que ha ganado las últimas elecciones en Brasil. “Creo que se daría un mensaje de más cohesión para el país”, indicó.

La directora de la maestría en la Javeriana concluyó que más allá del ganador, a Brasil le urge trabajar en políticas vinculadas con la seguridad, sobre todo después del asesinato de la activista Marielle Franco, así como en una reforma agraria que incluya una discusión sobre la soberanía alimentaria.

El sistema electoral en Brasil funciona en dos rondas. Esto significa que si ningún candidato obtiene más del 50% de los votos en una primera vuelta, se enfrentarán en una segunda, el próximo 28 de octubre, los dos aspirantes que obtengan más sufragios.

Le puede interesar: ¿Quienes son los candidatos que aspiran a la presidencia de Brasil?