Escuche ahora

Archivo W

Con Sebastián García (@JuanSeGarciaA


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Una persona intenta prenderse fuego frente a la Casa Blanca

Los hechos tuvieron lugar hacia junto a la valla que rodea a la residencia presidencial en la parte norte de los jardines.

EEUU SUCESOS Una persona intenta prenderse fuego frente a la Casa Blanca. Foto: Agencia Anadolu

Un hombre intentó prenderse fuego frente a la Casa Blanca, pero agentes del Servicio Secreto, el cuerpo encargado de proteger al presidente de EE.UU. y a su familia, impidieron que lo hiciera, informaron medios locales.

Los hechos tuvieron lugar hacia las 15.15 hora local (19.15 GMT), junto a la valla que rodea a la residencia presidencial en la parte norte de los jardines, aunque por el momento no está claro si el individuo se encontraba dentro o fuera del recinto.

"El individuo ha sido trasladado a un hospital local con lo que parecen ser heridas que no suponen una amenaza para su vida", señaló el Servicio Secreto mediante un mensaje divulgado en las redes sociales pocos minutos después del incidente.

De acuerdo con las autoridades, el sospechoso se movía en una silla de ruedas eléctrica cuando, de repente, "prendió su chaqueta en llamas".

"Agentes de la División Uniformada -del Servicio Secreto- actuaron de inmediato, apagaron el fuego y le prestaron los primeros auxilios", añade el mensaje.

Debido al incidente, las autoridades cortaron el tráfico en una calle aledaña, la Casa Blanca cerró sus accesos y durante unos minutos nadie pudo entrar ni salir del recinto.

Varios incidentes similares en los últimos años, protagonizados por individuos que han saltado la verja que protege la Casa Blanca, han motivado un aumento gradual de la seguridad en el perímetro de la residencia presidencial.

En febrero del año pasado, una mujer estrelló su vehículo contra una de las vallas de seguridad que protegen el edificio, lo que obligó a cerrar temporalmente el complejo que alberga la residencia presidencial.

Este suceso se produjo minutos después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, y el primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, ofrecieran una rueda de prensa conjunta en la misma Casa Blanca.

Apenas un mes después, un hombre perdió la vida tras pegarse un tiro frente a la Casa Blanca por motivos desconocidos.