Escuche ahora

Deportes W

Con Andrés Torres


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

A la cárcel supuesto violador en serie conocido como “Depredador del Hacha” en Florencia

Franklin Eduardo Jiménez Cuellar es el principal sospechoso en por lo menos cinco casos.

Franklin Eduardo Jiménez Cuellar estaría implicado en por lo menos cinco hechos delictivos. Foto: Getty Images

Servidores del CTI y de la Sijín lograron identificar al presunto depredador sexual que, usando su labor como taxista, engañaba a sus víctimas y las llevaba a una zona conocida como Troncal del Hacha en Florencia, para abusarlas sexualmente bajo amenazas. Es el principal sospechoso en por lo menos cinco casos.

El pasado 26 de julio, por el delito de acceso carnal violento, la Fiscalía logró que se hiciera efectiva la captura con fines de imputación de cargos y medida de aseguramiento en contra de Franklin Eduardo Jiménez Cuellar, quien fue vinculado hace unos meses a una investigación por ese delito en contra de una mujer a quien bajo amenazas con un cuchillo, al parecer, accedió carnalmente en el sector Troncal del Hacha en Florencia (Caquetá).

(Lea también: Encuentran cuerpo desmembrado de niña de 13 años en Meta)

En audiencias concentradas, el hombre no aceptó los cargos imputados por la fiscalía seccional y fue cobijado con medida de aseguramiento en centro carcelario y penitenciario.

En dicha diligencia judicial se dio a conocer que estaría implicado en por lo menos a cinco hechos delictivos más, con características similares en cuanto a modo y lugar, lo cual se logró establecer tras la asociación de casos, por ello le adjudicaron el remoquete del Depredador del Hacha.

Según la información recopilada por el ente acusador, el hombre quien fue detenido en el barrio La Avenidas de esa ciudad, sería un violador en serie que utiliza como fachada su ocupación de mototaxista para llevarse a las mujeres mediante engaños hacia un camino de herradura ubicado en el citado sector y allí, con el empleo de armas cortopunzantes y bajo amenazas verbales, las intimida para agredirlas en su integridad sexual.

Es de anotar que entre las víctimas habría varias menores de edad.