Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Cuatro años de cárcel para médico que realizó cirugías innecesarias a pacientes

La Fiscalía consideró que el galeno engañó a sus pacientes con un falso dictamen de cáncer, obtuvo un alto beneficio económico, al tiempo que dejó secuelas físicas a los afectados.

El doctor es señalado de favorecerse económicamente por practicar cirugías a pacientes a quienes él mismo dictaminaba falsas enfermedades. Foto: Colprensa

Tras la decisión de la juez 42 Penal de Conocimiento de Bogotá, que condenó a 48 meses de prisión e inhabilitó por el mismo tiempo para ejercer la profesión al médico Michael Mauricio Cote Revelo por ser autor del delito de lesiones personales agravadas, la Fiscalía apeló el fallo porque se le concedió al procesado el beneficio de la suspensión provisional de la pena por un período de dos años, previo el pago de cinco salarios mínimos legales vigentes.

El ente acusador considera que la pena debe ser cumplida en centro carcelario.

La decisión se deriva de lo ocurrido durante el año 2011, cuando el condenado Cote Revelo trabajaba como médico especialista de una EPS en Bogotá y, aprovechado ese cargo utilizó exámenes solicitados a dos pacientes adultos para hacer un falso diagnóstico de cáncer de riñón.

La única alternativa que brindó a los pacientes fue una cirugía de urgencia en una clínica privada ya que la EPS, según afirmó el médico, no amparaba esos tratamientos.

Ante el engaño y por considerar que su médico tratante decía la verdad, las dos víctimas le entregaron varios millones de pesos para el procedimiento quirúrgico y otro tanto para los gastos adicionales de anestesiología y derechos de quirófano.

(Lea en W: No creo en Dios, no soy un asesino; ayudo al buen morir: Quintana, "doctor muerte")

El procedimiento se realizó el 22 de septiembre de 2011 en una clínica en el norte de Bogotá. Después de las intervenciones el galeno mostró a los pacientes una masa que determinó era la parte extirpada con las células cancerígenas. Los dos adultos recibieron una incapacidad médica de un mes ya que tenían una herida de 26 centímetros que necesitaba cicatrizar por sí misma.

Los pacientes conocieron del engaño al solicitar controles médicos post cirugía en su entidad de salud, pero una segunda valoración de los exámenes determinó que eran quistes menores que no requerían intervención quirúrgica y también se descartó que fuesen cancerígenos. Un detallado informe de un perito médico estableció que a los pacientes les fue extraído de su cavidad abdominal grasa que no representaba peligro de muerte.

(Lea en W: El falso médico que estafó durante ocho años en Buenaventura)

Al médico le fueron imputados los delitos de lesiones personales y estafa agravada, pero durante el juicio hubo una conciliación que permitió extinguir la acción penal por cosa juzgada por el delito de estafa agravada ya que el investigado hizo reparación integral a las dos víctimas.

Así, su condena es como responsable del primer delito, pues se comprobó que engañó a sus pacientes con falsos diagnósticos y realizó un procedimiento quirúrgico innecesario causando un daño irreparable en la piel de los pacientes.

Para la juez el comportamiento de Cote Revelo fue antiético y violatorio de todos los principios médicos.

(Le puede interesar: Médicos residentes en especializaciones quirúrgicas se les pagarán tres salarios mínimos)