Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Desarticulan red que fabricaba y comercializaba productos de panadería a base de cannabis

Los productos eran vendidos en algunas universidades de Bogotá

Brownies de marihuana eran comercializados en "universidades gomelas" de Bogotá.. Foto: Getty Images

Tortas, galletas y brownies, entre otros, son los productos usados por traficantes de marihuana para eludir el control de las autoridades y contaminar a los niños, niñas y adolescentes.

En su empeño por proteger los entornos educativos de las organizaciones que comercializan sustancias ilegales que afectan la salud, la Fiscalía General de la Nación culminó, tras seis meses de investigación, la operación ‘Botánica’.

Servidores del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) pusieron al descubierto una red criminal liderada por un estudiante de ingeniería industrial, su mamá y dos hombres más que en tres líneas, estratégicamente concebidas, permearon varias universidades de la capital de Bogotá con productos a base de marihuana.

La red criminal promovía a través de redes sociales cursos en los que aseguraba capacitar a los interesados en el cultivos de marihuana, de manera hidropónica, además de ofrecer asesoría personalizada, garantizando un producto de altísima calidad en la mitad del tiempo de un cultivo tradicional.

La segunda línea usada por la empresa criminal era la confección de productos medicinales que eran sustentados en supuestos permisos de autoridades nacionales, los cuales claramente no habían sido avalados por el Estado.

Finalmente, la tercera línea y la que más llamó la atención de los investigadores por el alcance que podía tener en cuanto a la afectación de la salud de centenares de jóvenes era la producción y, asegurada, comercialización de productos de panadería como brownies, tortas y galletas de chocolate creados a base de cannabis.

Esta última estrategia, según el material probatorio recaudado, les permitió a los traficantes tener mayor cercanía con potenciales clientes, además de ampliar mucho más el número de adictos a dicho estupefaciente tanto al interior de los planteles universitarios, como en el entorno de los mismos.

(Lea en W: Las debilidades institucionales del negocio de cannabis medicinal, según Fedesarrollo)

La organización

En el marco de la investigación, iniciada tras una denuncia relacionada con la venta de estupefacientes en una importante universidad de Bogotá, investigadores del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) realizaron técnicas que permitieron conocer la forma como operaba la organización al igual que los roles de los integrantes.

En este marco fueron capturados en las últimas horas al estudiante de octavo semestre de Ingeniera Industrial Daniel Mauricio Mena Amado, presunto cabecilla del Grupo Delincuencial Organizado (GDO); Gloria Myriam Amado Plata, madre de Daniel Mauricio, quien preparaba los productos de panadería a base de cannabis.

El tercer detenido fue John Fredy Corredor Ariza, encargado de dictar las charlas a interesados en el cultivo y el procesamiento del cannabis. También vendía el estupefaciente por gramos en vías públicas, parques, centros comerciales y estaciones de Transmilenio cercanas a planteles educativos, tanto públicos como privados.

Jonathan Avendaño Gutiérrez, fue el cuarto capturado. Él es el responsable del cultivo de las plantas de marihuana, además de apoyar la distribución de brownies y galletas en las que la organización denominaba como universidades “gomelas”, por el nivel socioeconómico de sus estudiantes, a quienes consideraban como los mejores clientes para ellos.

(Lea en W: Productores nacionales de cannabis medicinal piden claridad y equidad frente a extranjeros)