Escuche ahora

Música de hoy y siempre

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Extinción de dominio a testaferros del ELN responsables de atentado a escuela de cadetes

Los bienes, cuyo avalúo superaría los 12 mil millones de pesos, fueron ocupados en Bogotá, Villavicencio (Meta) y municipios de Arauca.

Extinción de dominio a testaferros del ELN responsables de atentado a escuela de cadetes. Foto: Colprensa

La Fiscalía General de la Nación y la Policía Nacional, con apoyo de la Fuerza Aérea, ocuparon por lo menos 20 bienes con fines de extinción de dominio y dieron  fin a una actividad comercial de venta de lácteos que habría servido para financiar el atentado a la Escuela de Cadetes de Policía Francisco de Paula Santander.

Los movimientos financieros estarían en cabeza de Álvaro José Mateus Vargas, alias Quesero, propietario de una empresa de lácteos de razón social el Arauqueño S.A.S., con su respectiva red de transporte entre Arauca y Bogotá; y de un hombre conocido como ‘Nacho Leder’, quien sería uno de los principales testaferros del frente Domingo Laín del ELN.

Ante la falta de soporte sobre las sumas de dinero que manejaban estas dos personas, así como de los inmuebles que obtenían, y las evidencias recopiladas que los vincularía a la cadena criminal de Gustavo Aníbal Giraldo Quinchía, alias Pablito; la Dirección Especializada de Extinción del Derecho de Dominio impuso medidas cautelares de embargo, secuestro y suspensión de poder dispositivo a 20 bienes (9 inmuebles, 10 vehículos y 1 establecimiento comercial).

Los analistas identificaron incrementos patrimoniales injustificados, ganancias ocasionales, compra y traspasos de inmuebles a precios muy por debajo de los valores comerciales, entre otras maniobras comerciales que nunca fueron reportadas y daban cuenta del flujo de capital ilícito.

Los bienes, cuyo avalúo superaría los 12 mil millones de pesos, fueron ocupados en Bogotá, Villavicencio (Meta) y municipios de Arauca, en una acción coordinada de la Fiscalía General de la Nación, la Policía Nacional y la Fuerza Aérea Colombiana, que dispuso de aeronaves no tripuladas para el reconocimiento de los predios ubicados en lugares distantes y de difícil acceso.
El patrimonio del ‘Quesero’.

Esta operación conjunta representa un quiebre importante a una de las fuentes de financiación de las milicias urbanas del ELN y de las estructuras responsables de ataques como la activación de un carro bomba en la Escuela de Cadetes de la Policía General Francisco de Paula Santander, el 17 de enero de 2019.

Las investigaciones permitieron conocer que Álvaro José Mateus Vargas, alias Quesero, habría aportado sumas considerables de dinero para que la acción terrorista se cumpliera, supuestamente tuvo participación en la venta de la camioneta utilizada en el atentado y tendría nexos con Wilson Arévalo Hernández, alias Chaco, capturado y judicializado por su presunta responsabilidad en el traslado del mencionado vehículo desde Arauca hasta la bodega en el sur de Bogotá donde fue cargado con 80 kilogramos de pentolita.

Los recursos que alias Quesero aportó, al parecer, salieron de la empresa de lácteos El Arauqueño S.A.S., que serviría de fachada para lavar activos ilícitos y sus vehículos de carga eran utilizados para transportar clorhidrato de cocaína y dinero a Bogotá, a cambio de  armamento, explosivos y material logístico que llevaban a las estructuras del Frente de Guerra Oriental del ELN en Arauca.

El inmueble en el que funciona la industria El Arauqueño S.A.S., en el sur de Bogotá, al igual que el establecimiento comercial y 10 vehículos, entre camiones tipo thermo king y furgones, fueron afectados con las medidas cautelares de extinción de dominio. Estos bienes en valor podrían ascender a 3 mil millones de pesos.

Los informes contables evidenciaron que El Arauqueño S.A.S., no tiene obligaciones con el sector financiero que apalanquen una actividad económica que registra ingresos de 1.160 millones de pesos, en apenas dos años de constitución.

Adicionalmente, los reportes de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) indicarían que su propietario, Álvaro José Mateus Vargas, alias Quesero, habría ocultado algo más de 900 mil millones de pesos.

Alias Quesero fue capturado en mayo de 2019 y judicializado como presunto responsable de los delitos de rebelión, concierto para delinquir agravado, y financiación del terrorismo y de grupos de delincuencia organizada.