Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Contaminación ambiental no da tregua en Nobsa, Boyacá

Las grandes y pequeñas industrias, el transporte y el río Chicamocha las principales fuentes contaminantes en Nobsa, ubicado a una hora y 15 minutos de Tunja.

Los habitantes aseguran que no existe una obra grande de compensación ambiental en la zona.. Foto: La W

Nobsa, Boyacá es quizás uno de los municipios en donde más se percibe contaminación en el país, allí convergen varias industrias como Acerías Paz del Río, Holcim, Argos y TGI, pero también la polución del transporte y las fétidas aguas del río Chicamocha.

El polvillo que se observa en el suelo, dicen sus habitantes, es material “particulado” que genera la industria cementera, Acerías Paz del Rio, las minas y pequeñas industrias.

Martha Liliana Pérez, presidenta de la Junta de Acción Comunal del barrio Nazaret, sostiene que en 2018 Corea les donó un aparato de última tecnología para medir la calidad del aire.

Yo encontrado allí rangos de elementos en el aire supremamente peligrosos, entonces debe salir una alerta de Corpoboyacá y decir: Nazaret tiene estos problemas de material particulado y ciertos componentes en el aire”, cuenta la señora Pérez.

Andrés Felipe Álvarez, es oriundo de Nobsa, tiene los ojos rojos como gran parte de los pobladores, cuenta que los problemas pulmonares en el municipio son constantes.

“Vemos muchas alergias, problemas respiratorios, de pulmón, asma que nosotros no podemos decir que produce X o Y empresa, pero si sabemos que estamos en una carga muy alta de emisiones atmosféricas en el territorio”, explica Álvarez.

Los habitantes, también denuncian que la empresa TGI, realiza mantenimientos sin previo aviso en la zona, en donde debe soportar, además de fuertes ruidos, olores de gas.

“Sería bueno que nos ayuden con el aviso y luego si proceder a esos mantenimientos pero controlando más los olores que emiten”, cuentan.

Martha Liliana Pérez, narra que, a la problemática de las industrias, se suma la contaminación del río Chicamocha por las aguas que vierten desde Sogamoso, Duitama y el propio Nobsa.

Hasta hora medio avanza la Petar de Sogamoso, Duitama no tiene y Nobsa no cuenta con una propia”, dice doña Martha que reconoce las comunidades de estos municipios también son responsables de la contaminación del río.

Aseguran que no existe una obra de compensación ambiental por parte de las grandes empresas que hacen presencia en esa zona del país. “Aquí no han hecho un parque ecológico, un sendero o que hayan recuperado fuente hídricas; eso no lo han hecho pues sería lo más lógico por el impacto que están generando”.

Es de recordar que Corpoboyacá junto al Ministerio de Medio Ambiente lanzaron el pasado tres de octubre el primer mecanismo para reducir emisiones de gases de efecto invernadero con la participación voluntaria de al menos 25 empresarios de la región.   

“Este mecanismo no es obligatorio sino de carácter voluntario, ni va a generar sancionar. No lo construyó solo la Corporación sino en conjunto con los empresarios para que funcione de la mejor manera”, explicó en su momento Ricardo López Dulcey director de Corpoboyacá.