Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

El bonito detalle del príncipe Carlos a la actriz Sophie Winkleman, esposa de su primo

El príncipe de Gales cedió los servicios de su chef personal a su primo segundo Lord Frederick Windsor cuando su mujer, la actriz Sophie Winkleman, sufrió un grave accidente.

El bonito detalle del príncipe Carlos a la actriz Sophie Winkleman, esposa de su primo. Foto: Bang Media

El pasado mes de diciembre la actriz Sophie Winkleman -conocida también como Lady Frederick Windsor a raíz de su matrimonio con el hijo de los príncipes de Kent- sufrió un grave accidente de tráfico que casi le cuesta la vida cuando regresaba a casa de grabar la nueva serie de Danny Boyle, 'Trust', en Cambridgeshire y que le provocó graves lesiones en la columna vertebral y el abdomen, además de dejarle un pie roto.

La intérprete de 37 años, cuyo suegro es primo carnal de la reina Isabel II, pasó varias semanas ingresada, primero en un hospital de Cambridge y más tarde en otro de Londres al que fue trasladada cuando su condición se estabilizó. En esos momentos tan complicados, tanto Sophie como su marido contaron con el apoyo constante de la casa real británica y más en concreto con el del príncipe de Gales, que optó por tomar cartas en el asunto para tratar de hacer que la situación doméstica del matrimonio fuera lo más llevadera posible.

"El príncipe Carlos adivinó, muy acertadamente, que en esas circunstancias nuestras casa sería un caos, y lo que hizo fue pedirle a su chef personal que, en lugar de ocuparse de él, se encargara de nosotros. Así que durante semanas y semanas todos nuestros almuerzos y cenas fueron preparados en Clarence House y llevadas después hasta nuestra casa, mientras yo permanecía en el hospital y más adelante postrada en cama", explica Sophie, que es madre de dos niñas de cuatro y dos años junto a su marido Lord Frederick Windsor, en una entrevista a la revista HELLO!

El príncipe Guillermo, cuyo primogénito acude al mismo colegio que las dos niñas de la actriz -el centro educativo de Londres Thomas' Battersea-, también se interesó por su estado de salud llamando en persona al centro médico en que se encontraba ingresada y asegurándose de que contara con todas las comodidades posibles.

"Casi todos los miembros de la familia de mi marido nos llamaron y se preocuparon por mí; la verdad es que me consintieron mucho", asegura agradecida Sophie, que se ha recuperado de manera espectacular en los últimos meses.