Escuche ahora

Hora 22

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

La representante de El Principito en Latinoamérica

Sheila Dryzun contó en La Hora del Regreso cómo pasó de ser diseñadora de joyas a dueña de los derechos de El Principito.

Sheila Dryzun. Foto: Cortesía: Jornal Cruzeiro do Sul

Un fragmento de El Principito dice que “Un misterio cuando es tan grande uno no se puede negar a obedecerlo”, eso fue lo que le sucedió a Sheila.

“Es un trabajo muy fascinante, el Principito está lleno de contenido, es un fenómeno global del que siempre se puede sacar provecho”, comentó.

Para obtener los derechos de este famoso cuento descubrió que un sobrino nieto del autor tenía los derechos, se comunicó con él y logró que se los otorgara.