Ciudades

Selecciona tu emisora

Un colombiano vivió una pesadilla tras ser adoptado y llevado a Holanda

Un niño de ocho años fue llevado desde Medellín a Holanda sin aviso previo a su hogar sustituto.

La pesadilla del colombiano que vivió las irregularidades de la adopción en Holanda. Foto: Getty Images

La pesadilla del colombiano que vivió las irregularidades de la adopción en Holanda. Foto: Getty Images

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Este relato lo contó en Sigue La W Jorge Lambregts. En esta entrevista, dijo que fue “secuestrado cuando estaba en el colegio y terminaron adoptándome en un proceso que se dio a espaldas de mi familia”. Quienes se lo llevaron “llegaron a mi salón en el colegio y me dijeron que me iba a otro país. Pregunté por mi familia, pero me sacaron del salón de clases y a la semana siguiente estaba en Holanda”.

“Quedé traumatizado”, aseguró Lambregts, añadiendo que no fue sino hasta cuando tuvo 35 años cuando “le conté a mi hermana sobre mi origen. Encontré mi familia por internet de la mano de una persona que quiso ayudarme”. “Yo no tenía ni idea que iban a adoptarme. Cuando me entregan, le dijeron a la familia (de Holanda) que yo era un niño de la calle”.

Mario Agudelo, hermano de Jorge, comentó que este método de adopción “fue una práctica recurrente en la década de los 80 por las políticas impulsadas desde el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF)”. El tráfico de niños y niñas, como lo calificó Agudelo, “es un verdadero negocio”. “A Jorge se lo llevaron por la fuerza, no dejaron ni que fuese a la casa a despedirse. Salió al colegio y no regresó. Mi madre fue a averiguar y Bienestar le comentó que se lo llevaron”.

Para Mario y su madre, “esto fue sorpresivo”. “Mi mamá cuidaba niños frecuentemente, y a Jorge se lo entregaron cuando tenía tres años y lo cuidó por otros cinco”, relató.

Mario y su madre consideran a Jorge como su familia, pero “a mi madre nunca le dieron la poción de adoptar. Jorge fue enfático en que estaba feliz con nosotros y no quería ser adoptado. Era un afán llevárselo a él y a Margarita, la otra niña que sufrió de esto”.

Andrea León, la subdirectora de Adopciones del ICBF, respondió que el “hogar de Jorge en Colombia era un hogar sustituto, que figura dentro del modelo de protección”, debido a que “la madre biológica de Jorge no era garante ni tenía las condiciones para atenderlo, por lo que fue declarado en adaptabilidad en un hogar sustituto”. “Entendemos que lo considere como su hermano, pero no es su hermano biológico”, aseveró.

Sin embargo, en “su madre sustituta no reposa ningún proceso formal” y este “hogar sustituto no puede adoptar a Jorge por el simple deseo”, sino que debe realizarse un “estudio para ver si las condiciones son aptas”. “No hay un proceso que se ha mal llevado”, reiteró León.

Escándalo en Países Bajos por adopciones en Colombia y otros países. Una reciente indagación que lideró el Ministerio de Protección Legal de Países Bajos y su ministro, Sander Dekker, arrojó como conclusión que se deben suspender todas las adopciones del extranjero, entre ellas Colombia, debido a las irregularidades que se presentaron en estos procesos entre 1967 y 1998.

La historia de Jorge Lambregts evidencia las irregularidades en los procesos de adopción. Cuando era niño, entre los 8 y 9 años, fue arrebatado abruptamente de su familia adoptiva en Medellín y llevado a Holanda donde tuvo intentos de suicidio. 40 años después, y por medio de su hermano Mario quien lo buscó a través de una emisora, se reencontraron sin que a la fecha el ICBF le haya dado una explicación frente al evento que quebró su vida.

Escucha la radio en vivo

W Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

WRadio Colombia

Compartir

W Radio

¿Desea ser el primero en conocer las noticias y los personajes de Colombia y del mundo?